La alimentación más segura para la piel atópica

alimentacion piel atopicaLa piel atópica, después de todo, es una condición relacionada con el sistema inmunológico, por lo que llevar una dieta específica para esta condición es de lo más lógico.

La clave es evitar los alimentos que desencadenan el eccema, e incorporar alimentos que resulten inocuos para esta condición.

Por eso, en este artículo te vamos a mostrar cuáles son esos ingredientes que deberías desterrar de tu dieta, por lo menos por un tiempo, pues podrían ser la causa de que tu piel esté seca, escamosa e increíblemente irritada.

Realmente puede cambiar vidas, pero requiere un cambio en las creencias sobre la alimentación saludable. Esta cita lo resume todo: “La medicina de un hombre es la comezón nocturna de otro.”

Por lo tanto, un alimento que sea bueno para una persona sin piel atópica, como el aguacate, podría desencadenar un ataque de picor enloquecedor en otra persona.

La siguiente es la lista de los 12 alimentos desencadenantes más comunes para el eczema (ya sea porque son alérgenos alimenticios comunes o porque contienen compuestos químicos inflamatorios naturales):

Productos lácteos

Los productos lácteos, entre los que se incluyen la leche de vaca, los yogures, la mantequilla y el queso, son los segundos alimentos (después del huevo) más propensos a desencadenar los síntomas del eczema.

Los lácteos también pueden causar daños en el revestimiento del tracto gastrointestinal. Cuando el revestimiento del intestino se daña por tomar productos lácteos, se crean pequeños orificios que dejan pasar partículas grandes de comida que entran al cuerpo y pueden causar reacciones alérgicas y sensibilidades.

Esta condición se llama permeabilidad intestinal o intestino permeable.

El yogur es particularmente perjudicial para la piel atópica, ya que a menudo contiene azúcar añadida, aromas de frutas, aminas (histaminas de la fermentación) y un colorante natural llamado achiote (160b) que puede desencadenar el eczema.

Al tener que eliminar todos estos productos lácteos de la dieta, es probable que se produzca una deficiencia de calcio, la cual se debe suplir con suplementos de calcio, ya que la deficiencia de este mineral también puede contribuir al eczema, y el eccema no mejorará hasta que esta deficiencia (si está presente) sea corregida.

Es recomendable tomar un suplemento de calcio puro con magnesio y glicina añadidos, ya que estos nutrientes promueven un buen sueño nocturno, del que a menudo carecen las personas que sufren de piel atópica.

Uvas

Si tienes piel atópica, evita las uvas y los productos derivados de la uva como el vino, las sultanas, las pasas y el zumo de uva. ¿Por qué? Bueno, las uvas son una “triple amenaza”, ya que son una fuente muy rica de tres sustancias químicas que promueven la picazón llamadas salicilatos, aminas y glutamato monosódico (GMS), que se sabe que empeoran la condición de piel atópica.

Los salicilatos son un pesticida natural que generan muchas frutas y verduras, y también se encuentra en la aspirina, los perfumes, las hierbas medicinales y el gel para la dentición del bebé.

Sustituye las uvas por peras peladas, una alternativa baja en salicilatos que no perjudica a las personas con eczema.

Naranjas

Las naranjas y los productos derivados de las naranjas, incluidos los zumos, tienen propiedades similares a las de la uva, ya que son una fruta muy acidificante y una fuente rica en dos sustancias químicas que producen picor: salicilatos y aminas.

El 36% de las personas que sufren de piel atópica experimentan un empeoramiento de los síntomas cuando comen alimentos ricos en aminas como las naranjas.

Kiwi

El kiwi puede causar comezón, ya que es una fruta muy acidificante y una rica fuente de salicilatos y aminas, compuestos que comúnmente desencadenan los síntomas de eczema.

¿Sabías que las intolerancias químicas de los alimentos pueden tardar días en aparecer? Después de haber comido un alimento irritante como el kiwi, las reacciones pueden ser inmediatas o presentarse al día siguiente, pero también pueden producirse hasta tres días después. No es de extrañar que la gente esté confundida acerca de las intolerancias alimentarias.

Salsa de soja o salsa tamari

La salsa de soya es muy rica en aminas y glutamato monosódico (tanto natural como artificial), por lo que puede desencadenar eczema y otros tipos de inflamación de la piel.

El 35 por ciento de las personas que sufren de piel atópica experimentan un empeoramiento de los síntomas del eczema cuando comen glutamato, incluido el glutamato monosódico.

Tomate

El tomate y los productos que lo contienen, como el ketchup, la salsa de tomate, o el blody mary, son otra triple amenaza, ya que son fuentes muy ricas de salicilatos, aminas y glutamato monosódico natural. Las tres peores sustancias químicas para desencadenar el eczema.

Aguacate

Aunque el aguacate es una adición muy saludable a la dieta cuando no se tiene piel atópica, puede ser muy perjudicial para las personas que tienen esta afección. El aguacate es una de las fuentes más ricas de aminas y salicilatos que hay, y por lo tanto, promueven la picazón, algo que no queremos en absoluto.

Brócoli, espinacas, remolacha y kale

Este consejo puede sorprenderte, pero puede ahorrarte años de dolor. El brócoli, las espinacas, la remolacha y la col rizada (o kale) pueden empeorar los síntomas del eczema porque son otra “triple amenaza”: todas ellas son ricas fuentes de salicilatos, aminas y glutamato monosódico natural que favorecen la picazón.

Por eso nos gustan tanto…. El GMS es altamente adictivo.

No estoy diciendo que estos alimentos sean malos, sólo que son problemáticos si tienes eczema, o si eres sensible a los salicilatos. Puedes saber si eres sensible a los salicilatos (o aminas o glutamato monosódico) evitando comer estos alimentos durante un par de semanas, y luego tomarlos de nuevo.

No es que no puedas comer verduras, hay muchas otras alternativas totalmente seguras más bajas en salicilatos, como las judías verdes, la lechuga iceberg y el apio, por nombrar algunos.

Frutas secas

Las frutas secas contienen una serie de productos químicos problemáticos, se podría decir que son una amenaza cuádruple, ya que pueden contener salicilatos, aminas, glutamato monosódico y sulfitos.

Todos los tipos de frutas secas, incluidos los orejones, dátiles, ciruelas pasas y sultanas, contienen altos niveles de salicilatos y aminas que favorecen la picazón, y algunos también contienen el conservante dióxido de azufre y el glutamato monosódico natural, por lo que son sabrosos. Pero te dejarán una picazón intensa.

Así que omite todas estas frutas secas en los cereales, en las barritas de muesli, y en tu granola.

Más del 50 por ciento de las personas con eczema reaccionan a los conservantes que son comunes en estas frutas secas, y como resultado, sus síntomas empeoran.

Embutidos y carnes frías

Los embutidos, como las salchichas, el jamón, el tocino y las carnes aromatizadas, por nombrar algunos, tienen un alto contenido de nitratos, potenciadores del sabor y grasas saturadas, lo que puede empeorar la picazón del eczema.

Los nitratos desencadenan los síntomas del eccema en el 43% de las personas que lo padecen.

Pero no todo son malas noticias, las carnes de buena calidad como el pollo sin piel, el cordero magro y la carne de ternera las puedes comer sin problemas. Y si no eres sensible a los mariscos, el pescado fresco es una opción saludable.

Huevos

Más del 70% de las personas que sufren de piel atópica son alérgicas a los huevos. Otra razón para evitar los huevos incluye el riesgo de una deficiencia de botina por tomar demasiado huevo crudo, que puede desencadenar el eczema.

Comida basura

Investigadores de Nueva Zelanda descubrieron que los niños que comen comida rápida (comida para llevar) tres o más veces por semana, son significativamente más propensos que otros niños a desarrollar eczema severo.

Los investigadores de la Universidad de Auckland usaron datos internacionales recopilados de casi dos millones de niños, y encontraron que no sólo eran más propensos al eczema, sino que también eran más propensos a desarrollar asma.

¿La solución? Cocina tus comidas en casa y asegúrate de usar ingredientes que no dañen la piel atópica.

¿Cómo prevenir el eccema de adentro hacia afuera?

Además de eliminar de tu dieta todos los alimentos anteriormente mencionados, también es recomendable tomar suplementos que no dañen la piel.

Hay una amplia variedad de nutrientes para ayudar a prevenir la sensibilidad química y reparar la piel propensa al eczema, incluyendo magnesio, molibdeno, zinc, biotina, vitamina B6, y una variedad de vitaminas para desactivar los salicilatos y otros productos químicos que promueven la comezón.

El molibdeno desactiva los conservantes de sulfito y las aminas; la vitamina C es antihistamínica y la vitamina B6 ayuda a reducir las reacciones alérgicas (funciona gradualmente durante un período de tres meses).

Pero también es importante lo que evitas (en suplementos). Los suplementos generalmente contienen aditivos ocultos que pueden causar reacciones adversas si eres un tipo de persona sensible que es propensa al eccema.

Existen remedios caseros para pieles atópicas en el que puedes estar interesada.

¿Por qué elegir los suplementos dietéticos en lugar de cremas para el cuidado de la piel para tratar la piel atópica?

No es que sean dos medidas excluyentes, sino que se pueden -y deben- complementar. Puedes utilizar productos para el cuidado de la piel para mantenerla hidratada, te recomendamos estos.

Pero ten en cuenta que la piel está alimentada literalmente de los nutrientes suministrados en la dieta (en los alimentos y bebidas que consumes).

Así que tiene sentido cambiar la dieta, consumir los nutrientes adecuados, para que tu piel cambie de adentro hacia afuera.

Te proponemos que entres en nuestro artículo sobre piel atópica en bebes y así estar más informada.