Gel desinfectante de manos: ¿Funciona? ¿Cuál es la mejor opción?

gel desinfectanteEn estos momentos, con la alerta social que se ha generado por culpa de la expansión del coronavirus por todo el mundo, no dejan de aparecer bulos y noticias cada vez más preocupantes.

Entre las palabras más repetidas para frenar la enfermedad, se encuentra el gel hidroalcohólico o gel de manos, que de pronto aparece como una solución contra el contagio.

Sin embargo, no es exactamente así, por lo que en este artículo vamos a intentar discernir entre exageración y verdad para descubrir cuál es la eficacia real de este producto bactericida, y por qué motivo los especialistas recomiendan su uso, ahora más que nunca.

Además, te ayudaremos a mantener la calma en esta situación, y a lo largo del artículo podrás encontrar un listado con los mejores geles desinfectantes del mercado, para que, en caso de que quieras hacerte con uno, sepas cuál es el más adecuado para ti.

Las mejores opciones de gel del mercado

Como existen variables en la composición de los geles, en esta lista podrás encontrar cuatro de los mejores desinfectantes con los que puedes hacerte ahora mismo, en función de las necesidades de tu piel y de tus propias preferencias.

Akento Cosmetics Gel Hidroalcohólico


gel hidroalcoholico akento

La opción de Akento es nuestra preferida, tanto porque cumple con el requisito para ser realmente eficaz -tener más de un 60% de alcohol en su formulación-, como por su composición respetuosa con la piel.

Su 69% de alcohol desnaturaliza la envoltura del virus -entre ellos el coronavirus-, y lo inactiva para protegernos.

Además, incluye una alta cantidad de glicerina y de gel de aloe vera.

Mientras que la glicerina humecta la piel para evitar que se seque, el gel de aloe vera ayuda a calmar, hidratar, suavizar y refrescar la epidermis, de forma que no se irrite ni se agriete.

La textura en gel es bastante liviana, no queda grasiento ni pegajoso al tacto, y se seca rápidamente.

Lo hay disponible en varios formatos, tanto de viaje como el envase más grande para usar en casa.

¿Dónde lo puedo comprar? Tienes el gel desinfectante de Akento en su tienda online (mejor precio) y también en Amazon (un poco más caro).

Sterillium Antiséptico

gel hidroalcoholico SterilliumCon un formato reducido y un práctico dispensador clásico, se absorbe rápido gracias a que su textura es bastante líquida.

En cuanto a su rango de acción, cumple con acción bactericida, fungicida y virucida contra virus envueltos.

Por eso, es muy útil para desinfectar y se usa en quirófanos. Aunque para que sea realmente eficaz debes frotar manos y antebrazos durante aproximadamente 3 minutos.

Dicora Higienizante Hidroalcohólico

desinfectante dicoraSu bote es el más estético de todos, acorde con la seña de identidad de la marca, y su dispensador también es cómodo de usar. Encima, el producto tiene una textura ligera que facilita la aplicación y absorción del producto.

Destaca por la sensación de frescor que deja en la piel tras su uso y por contener aloe vera y agentes antibacterianos.

Gel Hidroalcohólico Antiséptico S’Nonas

gel hidroalcoholico snonasEl formato es muy similar al anterior, solo que al tener un envase transparente, es más sencillo controlar cuánto producto te queda. Además, su aroma es bastante más suave, aunque también cuenta con elevadas propiedades de prevención, desinfección e higiene.

Una de sus mayores ventajas es que, además de ser eficaz, su uso cunde mucho debido a que una pequeña cantidad es suficiente para abarcar todas las manos. ¿El problema? También hace que queden más pegajosas que con otras marcas.

Purell Advanced

gel hidroalcoholico pueril
En este caso, el bote grande es más incómodo de manejar, aunque igualmente se puede utilizar para rellenar frascos más pequeños.

Por mucho que su textura sea realmente densa, deja las manos completamente secas tras aplicarlo gracias a que se absorbe muy rápido, por lo que es muy cómodo e ideal para personas impacientes.

Te interesa: Desinfectante de Manos de Mercadona: mi experiencia

Alternativas caseras

El miedo generalizado ha llevado a que las ventas de desinfectantes de manos aumenten hasta en un 700% con respecto al año pasado en toda España. ¡Una completa locura!

Por eso, si te has quedado sin tu botecito, es posible que te estés planteando optar por una solución casera.

Existen varios métodos para conseguirlo, aunque en caso de duda lo mejor es que siempre optes por uno ya fabricado.

Un ejemplo de producto potente consiste en mezclar alcohol isopropílico con agua oxigenada, glicerina y aceites esenciales para darle el olor que prefieras.

De todas formas, si vas a intentar fabricarlo en casa, compra ingredientes de calidad, huye de todos aquellos productos que desconozcan y ten cuidado.

Recuerda que en caso de duda siempre puedes optar por el mejor método: un buen lavado con agua y jabón.

Recuerda, aunque los medios nos bombardean con noticias que suenan apocalípticas, los expertos inciden en que no hay motivo de alarma.

Así que lávate las manos siempre que puedas y lleva siempre contigo un gel desinfectante de manos, utilízalo cuando sea necesario y no dejes que el miedo se apodere de ti.

Con unas correctas medidas de higiene y un poco de sentido común, nada te impedirá que sigas viviendo tu vida con normalidad.

Las claves del desinfectante de manos

Empecemos por lo básico: ¿qué es en realidad el gel antiséptico? Se trata de un líquido de textura densa que limpia las manos y acaba con los gérmenes que se acumulan en ellas, eliminando también la suciedad, gracias a que es un desinfectante.

En general, se utiliza como sustituto de un buen lavado con agua tibia y jabón (el efecto que tiene es casi exactamente el mismo) cuando estos elementos no los tienes disponibles.

Por eso, si llevas un botecito en el bolso podrás aplicarlo tras tocar un agarrador en el transporte público o en otros lugares donde no tengas un baño cerca.

De todas formas, siempre que puedas es recomendable emplear ambos de manera alterna, en función de si estás en casa o fuera de ella.

Al fin y al cabo, el mejor método suele ser el de toda la vida, sobre todo si tienes las manos sucias (de pintura, grasa, fluidos, etc.), ya que en este caso el gel no tendrá los mismos efectos.

En cuanto al motivo por el que debes prestar especial atención a las manos, no es porque vayas a contagiarte por ellas, sino porque es muy fácil que de manera involuntaria te acabes tocando la nariz o la boca, cuyas mucosas sí son foco de contagio.

Cómo y cuándo debes usarlo para que sea eficaz

Su método de empleo es realmente sencillo, solo tienes que echarlo en la palma de una mano y extenderlo por ambas, prestando especial atención a que cubra cada parte de la mano, incluido los huecos entre los dedos y el contorno de las mismas.

Sé paciente, ya que para que funcione de verdad, debes esperar a que acabe de absorberse y no eliminar los restos que queden.

Tampoco pierdas de vista que para que haga efecto hay que aplicarlo sobre las manos bien secas.

Los momentos en los que debes usarlo son esos mismos en los que te lavarías las manos. Por ejemplo, no dudes en echarlos después de tocar elementos por los que pasan muchas manos a lo largo del día, como las barandillas de las escaleras mecánicas.

Asimismo, si tienes que estrechar la mano de una persona desconocida o que creas que puede estar enferma, úsalo después para evitar infectarte.

usar gel desinfectanteQuiénes deberían usar el producto

¡Cualquiera! Al igual que un buen lavado de manos, es apto para todo el mundo.

Solo debes tener cuidado con los niños pequeños, pero no porque les vaya a causar efectos secundarios, si no por una posible ingesta.

Nunca dejes el bote al alcance de un bebé y, en caso de que lo haya ingerido, acude rápidamente a tu centro de salud o ponte en contacto con el 112 o el Instituto Nacional de Toxicología.

De todas formas, que no cunda el pánico, ya que si la cantidad no es muy grande, las consecuencias no serán graves.

Por todo esto, lo mejor es que no se aplique en niños menores de dos años. A partir de ahí, todo el mundo puede usarlo cuando sea conveniente.

Contraindicaciones

Dado que lo recomendable es no volver a aplicarlo hasta pasadas 6 horas del anterior uso, ten especial cuidado si tienes problemas de dermatitis, alergias o piel seca, puesto que podría resecarte las manos e incluso hacer que lleguen a irritarse.

Por lo demás, no existe ningún otro tipo de inconveniente derivado de su uso, así que no te preocupes por posibles efectos secundarios o contraindicaciones.

Siempre que mantengas una correcta hidratación, el gel es completamente seguro.

¿De verdad son eficaces?

En resumidas cuentas: sí, de otra forma no estarían tan recomendados en estos casos de alarma. Si ya se pusieron de moda durante la crisis del ébola o de la gripe A es porque son eficaces para evitar contagios y, por ello, deberíamos incorporarlos más en nuestro día a día.

Ya lo hemos dicho, pero es verdad, su eficacia es la misma que la de lavarse las manos. Por tanto, como método de prevención, es realmente útil.

Eso sí, tampoco puedes esperar que los geles desinfectantes hagan milagros.

Al fin y al cabo, este producto no está preparado para acabar con todas las bacterias, pues son ineficaces frente a determinadas sustancias químicas o pesticidas.

Por otro lado, te ayudará mejor que un lavado tradicional frente a ciertas micobacterias u hongos.

La conclusión, por tanto, es que siempre que puedas intentes combinar ambos métodos.

Ingredientes y diferencias entre productos

Tampoco pierdas de vista que no todos son igual de eficaces, ya que eso dependerá muchísimo de la fórmula que empleen. Para que de verdad te ayuden, su contenido en alcohol debe ser elevado, en torno al 70% mínimo.

Al fin y al cabo, sus ingredientes son alcohol etílico e isopropílico y agua.

Por supuesto, esto tiene un efecto negativo inmediato, y es que un uso prolongado o abusivo puede llevar a que se te reseque la piel.

Para evitarlo no debes abusar de él, aunque también puedes tomar otras medidas, como buscar un producto que lleve incorporado gel de aloe vera.

Entre los componentes más habituales también encontramos otros excipientes como pantenol, glicerina o propilenglicol, así como aceites naturales, que le aportan otras propiedades junto a un agradable toque aromático.