¿Con qué frecuencia usar un irrigador dental?

irrigador dental waterpikSi ya tienes tu irrigador dental, has empezado a utilizarlo y ya tienes controlado el manejo de la presión sin poner todo el baño perdido de agua, es que estás en la senda correcta para conseguir una higiene bucal excelente. Pero ahora la dudas que nos surgen son ¿con qué frecuencia debo utilizar mi irrigador dental? ¿debo seguir utilizando el hilo dental?

Vamos a analizar estas preguntas e intentaremos  arrojar algo de luz sobre este tema con el objetivo de saber sacarle el máximo provecho a nuestro irrigador bucal.

Índice de la Guía

Frecuencia de uso

Desgraciadamente para la salud de nuestra boca el hilo dental acostumbra a ser una de las tareas que más se olvida, aunque debemos recordar que es estrictamente necesario cepillarnos los dientes dos veces al día.

Según las estadísticas, la mitad de los hombres no se cepillan los dientes con la frecuencia que deberían y, respecto a las mujeres, las estadísticas no son muy esperanzadoras (56,8% se cepillan los dientes dos veces al día).

La Asociación Dental Americana sugiere que no sólo debemos cepillarnos los dientes dos veces al día, sino que además debemos usar hilo dental al menos una vez al día. Según la Asociación es una necesidad imperativa si queremos prevenir el riesgo de sufrir infecciones orales. Esto es particularmente importante dado que casi la mitad de las personas tienen periodontitis, que es la enfermedad de las encías.

Bueno, ahora ya sabemos que los profesionales médicos recomiendan usar el hilo dental diariamente, pero como cada boca es diferente, es posible que tengamos que ajustar la media recomendada en función de las características personales de cada uno.

Es más beneficioso el uso de hilo dental durante más de una vez al día para eliminar los restos de comida acumulados que contraproducente por excedernos en su utilización.

No obstante, si un día hemos tenido que ser muy activos con el uso del hilo dental por las características de los alimentos que hemos ingerido, sería aconsejable que el día siguiente fuésemos un poquito más laxos o pasivos en la utilización del hilo dental con el objetivo de no dañar las encías.

¿Irrigador dental o cepillo primero?

cepillo de dientes o waterpikCuando utilizamos un irrigador bucal, no es muy importante si lo utilizamos antes o después de cepillarnos los dientes. Pero para obtener un mejor resultado sería aconsejable utilizar el irrigador primero y te voy a decir por qué:

El irrigador dental puede remover restos de comida más grandes y acumulados en zonas más difíciles consiguiendo aumentar la efectividad del cepillo dental posteriormente.

No solo es que sea más efectivo, tú misma puedes comprobar visualmente los efectos del irrigador. Durante su uso te será muy fácil observar la gran cantidad de residuos que el irrigador va extrayendo poco a poco y naturalmente esto te alentará a seguir utilizándolo. Esta motivación adicional promoverá tu predisposición a mantener una saludable higiene bucal a largo plazo.

Dicho esto, si tu prefieres cepillarte los dientes primero, siéntete libre de hacerlo. Complementar tu higiene bucal con un irrigador dental es mucho más importante que el orden que establezcas en su uso.

¿Cuándo es el mejor momento para utilizar el irrigador dental?

El momento ideal para utilizar el irrigador es justo antes de irnos a la cama. Como te mencioné anteriormente este dispositivo elimina los restos y la placa que se ha ido acumulando y adhiriendo a nuestros dientes a lo largo del día consiguiendo que el cepillado sea más eficaz. Durante la noche es la fase más larga del día en la que la boca se mantiene limpia de comida y bebidas, por esta razón el mejor momento para la utilización del irrigador es la noche. Esto permitirá que nuestra boca esté limpia completamente durante un lapso de tiempo relativamente largo.

Lo más importante de todo es que seas capaz de aplicar el irrigador en algún momento del día. Si por la noche te da mucha pereza intenta utilizarlo en algún otro momento, yo te aconsejaría que te establecieras una rutina en su uso. Con esto conseguirás habituarte a su utilización de una forma más cómoda y regular.

¿Enjuague bucal también?

utilizar enjuague bucal tambienEl enjuague bucal es el complemento final en la fase de la higiene bucal. Te aconsejo que compruebes que tu enjuague contenga fluoruro, si no lo tiene deberías buscar una pasta de dientes que sí lo contenga.

Puedes complementar el uso de tu irrigador dental con los enjuagues bucales. Con esto conseguirás aumentar la eficacia de la eliminación de la placa bacteriana y, además, mantendrá tu dispositivo limpio.

Personalmente te recomiendo utilizar el enjuague bucal después de utilizar el irrigador bucal y tras haberte cepillado los dientes.

Conclusión

Con todo lo que te he explicado no necesitas saber más para entender el funcionamiento de un irrigador dental y sacarle el máximo provecho posible. Si todavía no has comprado tu irrigador en el mercado hay muchos modelos disponibles.

Recuerda que lo más importante no es el orden que establezcas en su utilización, sino que seas capaz de utilizarlo de forma regular. Encuentra el momento que más te convenga y compleméntalo con el cepillado de dientes, al menos, dos veces al día. Intenta establecerte una rutina y conseguirás mejorar y mantener tu higiene bucal durante muchos años.