¿Cómo influye la tensión alta en las mujeres?

tension arterial de las mujeres

Una de cada cuatro mujeres, sufren tensión arterial alta (hipertensión), no obstante, la gran mayoría de personas que sufren esta dolencia desconocen que la tengan.

Esta habitual patología es, en realidad, muy fácil de detectar y tratar, pero a día de hoy sigue siendo una de las enfermedades que más muertes trae por no prevenirlas con antelación.

Existe una equivocada creencia que establece que los hombres son más vulnerables a las enfermedades cardiovasculares, pero si echamos un ojo a las estadísticas podemos observar que desde 1990 han sido las mujeres las que se han visto afectadas por muertes derivadas de enfermedades cardiovasculares.

La enfermedad cardíaca coronaria es la principal causa de muerte en países desarrollados como EEUU y España. Detectar con antelación la tensión arterial alta y someterla a un tratamiento correctamente puede prevenir muchas de estas muertes.

Cuando una mujer sufre hipertensión y no se somete a un tratamiento inmediatamente aumenta exponencialmente el riesgo de dañar los riñones y sufrir un ataque cardíaco. Según las estadísticas, 3 de cada 5 mujeres que han sufrido una insuficiencia cardíaca padecían hipertensión sin haberla tratado.

Controlar nuestra presión sanguínea en casa es muy importante, echa un ojo a nuestra comparativa sobre los mejores monitores de control de presión arterial:

Índice de la Guía

¿Quiénes son las personas con más riesgos?

mujeres con mas riesgos

Esta patología puede afectarle a cualquier persona independientemente de la edad que tenga. En ocasiones es complejo para los profesionales médicos establecer una causa específica que haya desencadenado esta dolencia ya que existen muchos factores y circunstancias que interaccionan en su desarrollo.

La ACC ( American College of Cardiology) elaboró un estudio en el que estableció que la raza y ubicación geográfica constituían un factor significativo a la hora de sufrir este tipo de dolencias. Según este estudio, las mujeres afroamericanas ubicadas en el sureste del país presentaban una predisposición a sufrir hipertensión respecto a las mismas mujeres que vivían en otras zonas del país.

También establecieron, que la raza afroamericana presentaba mayores probabilidades de sufrir tensión arterial alta que la raza blanca. Con esto no podemos determinar que la tensión alta sea una enfermedad exclusivamente de la raza negra, pues como sabemos son muchas las personas de raza blanca las que sufren, también, problemas cardiovasculares.

Otros factores reseñables que inducen a sufrir presión arterial alta son el tabaquismo, la falta de ejercicio, problemas de peso, la ingesta de alimentos altos en sodio, el colesterol, abuso excesivo de alcohol y componentes genéticos.

Las personas que tienen diabetes, también son un colectivo sensiblemente vulnerable a la presión sanguínea alta y a las enfermedades cardiovasculares.

Mujeres que toman tratamientos orales anticonceptivos. Es aconsejable que las mujeres que realizan este tipo de tratamientos controlen su tensión arterial de forma regular. Aunque el riesgo de los medicamentos actuales (menor cantidad de estrógeno y progestina) no es el mismo que el de los medicamentos que se utilizaban antaño para este tipo de tratamientos, aún sigue existiendo un riesgo asociado a este tipo de medicamentos.

Cuando las mujeres entran en la menopausia, lo hacen acompañadas de un aumento del riesgo de sufrir una subida en su tensión arterial. Este riesgo es mucho más significativo después de la histerectomía (extirpación del útero) ya que el útero segrega unos químicos que ayudan a controlar la presión arterial.

Ha existido siempre la creencia de que después de la menopausia, las mujeres presentan un mayor riesgo a enfermedades cardiovasculares debido a la bajada en la producción de estrógenos.

Durante años la comunidad médica, intentó abordar este problema con la TRH (Terapia de reemplazo hormonal) con la que se suministraba estrógenos de forma exógena, sin embargo, en abril del 2000 la Asociación Americana Women’s Health Initiative (proyecto que estudia la salud cardiovascular de las mujeres) determinó que el estrógeno aumentaba el riesgo de cardiopatía en la mujer.

Síntomas de la tensión en la mujer

sintomas de la mujer con hipertension

  • Los síntomas más habituales asociados a una tensión alta suelen ser cefaleas, sensación de vértigo y visión borrosa, aunque la mayoría de las veces y, sobretodo, en la fase inicial las pacientes no suelen mostrar síntomas significativos. Es muy habitual, que la gran parte de las mujeres que sufren esta patología no adviertan su existencia hasta que no sufren un primer accidente cardiovascular.
  • Muchas mujeres con presión arterial alta muestran una importante pérdida de apetito sexual. Por esta razón, todas las mujeres que adviertan una alteración en su lívido deberían acudir a su médico y monitorizar su presión sanguínea.
  • Muchas mujeres con presión arterial alta muestran una importante pérdida de apetito sexual. Por esta razón, todas las mujeres que adviertan una alteración en su lívido deberían acudir a su médico y monitorizar su presión sanguínea.

Consejo FundacionconSalud: Las mujeres que experimentan algún tipo de problema cardiovascular deberían incluir dentro de su rutina y cuidados de salud el monitoreo regular de su presión arterial. Hoy día es fácil encontrar sitios donde tomarnos la tensión, desde las farmacias y centros de salud hasta los tensiómetros digitales para uso doméstico. Así que no tenemos excusas para prestar atención a una enfermedad que cada día se cobra miles de vidas y que puede ser controlada si se detecta con antelación.

Tratamiento

Aunque como hemos dicho, este tipo de patologías puede desencadenar problemas serios de salud, la tensión arterial alta es una enfermedad fácil de controlar.

En primer lugar, siempre será nuestro médico el que determinará qué tipo de medicamentos debemos tomar para controlar la enfermedad. Junto al tratamiento, es muy probable, que nuestro médico nos recomiende nuevos hábitos saludables de vida.

Hábitos saludables

A veces, con la sola inclusión de unos nuevos hábitos de vida saludables, las mujeres podemos reestablecer los valores normales de nuestra tensión arterial. Entre los más habituales encontramos:

  • Luchar contra el exceso de peso.
  • Dieta saludable con restricción de sodio.
  • Actividad física diaria de al menos 30 minutos. Se recomienda que la actividad sea de perfil aeróbico.
  • Limitación de las bebidas alcohólicas.
  • Dejar de fumar.

Medicamentos

tratamiento con medicamentos

Hay muchos medicamentos enfocados en el control de esta patología. Como hemos comentado más arriba es normal complementar la toma de medicación oral con la asunción de nuevos hábitos de vida saludables. Algunos de los medicamentos que más se utilizan para controlar la presión arterial en las mujeres son:

  • Diuréticos.
  • Bloqueadores Beta.
  • Inhibidores de ECA (enzima convertidora de angiotensina).
  • Bloqueadores de los canales de calcio.
  • Bloqueadores alfa-beta.

Nuestro médico será siempre la persona que decida si es mejor para nuestra dolencia la toma de medicamentos por sí sola o acompañada de los hábitos saludables.

Es importante que realicemos la toma de medicamentos conforme nos marca la prescripción del médico, recordar que los profesionales son ellos y si queremos que el tratamiento tenga éxito deberemos ajustarnos estrictamente a las pautas que nos indiquen.

Nunca deberemos detener el tratamiento de forma repentina, excepto por orden de nuestro médico. Si detenemos el tratamiento a instancia propia y sin la supervisión de un profesional podríamos sufrir una subida rápida de nuestra presión arterial.

Control de la presión arterial regularmente en casa

utilizar un tensiometro en casa

A la hora de monitorizar nuestra tensión con un tensiómetro o un esfigmomanómetro debemos conocer dos valores que se obtienen en la medición. El número superior hace referencia a la presión sistólica (que es la presión que registra la arteria durante el latido del corazón) y el número inferior indica la presión diastólica (que es la presión de la sangre durante la relajación o contracción del corazón).

A la hora de realizar las lecturas es importante que tengamos claro que los valores superiores a 140 sistólica y 90 diastólica indican hipertensión y, por lo tanto, necesitamos un control médico.

El ácido fólico y la presión arterial

acido folico para controlar la tension

El ácido fólico es la forma sintética del folato, un nutriente que se encuentra en muchos alimentos y que además se utiliza en suplementos vitamínicos. Tanto al folato como al ácido fólico se les conoce como vitamina B9.

El ácido fólico contribuye en la regeneración y reparación celular de nuestro organismo, incluyendo el ADN. Por este motivo, un déficit de ácido fólico durante el embarazo puede ocasionar serios problemas a la mujer ya que es una fase en el que el cuerpo femenino experimenta una gran producción de células nuevas.

De la misma forma, la producción de glóbulos rojos es muy sensible a los niveles de ácido fólico, por esta razón, una tasa deficitaria de ácido fólico puede provocar una anemia.

¿El ácido fólico ayuda a prevenir la presión arterial alta?

Se han realizado varios estudios relacionados con el papel que desarrolla el ácido fólico sobre la tensión arterial y todos ellos concluyen que el ácido fólico ayuda a reducir el riesgo a sufrir hipertensión.

La revista de la Asociación Americana Médica (JAMA) publicó un estudio en el que demostraba como las mujeres con hipertensión después de un tratamiento con ácido fólico (1.000 mcg al día), conseguían reducir su presión arterial en todas las mediciones que se les realizaron.

El ácido fólico reduce el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares

En la revista JAMA publicó un estudio en el que determinó que el ácido fólico ayudaba considerablemente en la prevención de los accidentes cerebrovasculares en las mujeres que tenían tensión arterial alta.

En el estudio participaron más de 20.000 personas con hipertensión, pero sin antecedentes de haber sufrido un ataque cardíaco o accidente cerebrovascular. Se dividió a los participantes en dos grupos, el primero fue tratado con Enalapril (medicamento para la hipertensión) y el segundo con Enalapril y ácido fólico.

El tratamiento se alargó durante 4 años con los siguientes resultados: el grupo 1 (solo Enalapril) 355 participantes sufrieron un accidente cerebrovascular y el grupo 2 (Enalapril y ácido fólico) 280 participantes sufrieron un accidente cerebrovascular.

El estudio acabó concluyendo que el ácido fólico redujo, en términos relativos, un 21% el riesgo a sufrir un accidente cerebrovascular.

¿Es aconsejable la toma de suplementos?

suplementos de acido folico

Nosotros aconsejamos la ingesta de ácido fólico como suplemento en cantidades controladas como puede ser 400 o 500 microgramos diarios. No obstante, recomendamos consultar antes con nuestro médico antes de comenzar a tomar folato como suplemento, porque es posible que haya contraindicaciones con determinadas afecciones.

El hecho de ser un nutriente soluble al agua nos garantiza cierta seguridad a la hora de tomarlo. Gracias a esta característica, si lo tomamos con agua, nuestros riñones se encargarán de filtrar las cantidades que no necesitemos y serán excretadas por la orina.

Aunque la sobredosis de ácido fólico no debería ocasionar problemas serios de salud, sí que podría provocarnos algunos efectos secundarios como puede ser dolor de cabeza, dolor de estómago y diarreas.