Agua micelar casera

agua micelar caseraNos fascinan las rutinas de belleza de las mujeres francesas, principalmente porque no parece que realmente tengan una. Por suerte, uno de sus mejores secretos para el cuidado de la piel ha sido desvelado: el agua micelar.

Uno de esos productos cosméticos que todo el mundo debería tener, y que con esta receta casera, ya no tendrás que comprarlo, puedes hacerlo tú mismo en casa con unos simples ingredientes.

¿Todavía no conoces el agua micelar? Sigue leyendo para conocer todas sus propiedades, usos y cómo hacerlo fácilmente en casa.

¿Qué es el Agua Micelar?

El agua micelar es un limpiador y desmaquillante a base de agua que se utiliza para desmaquillar, limpiar y tonificar suavemente el rostro sin necesidad de usar jabones ni aclararlo después. Si quieres saber algo más sobre los mejores limpiadores faciales.

Muchos productos contienen además extractos de plantas, antioxidantes, o agentes hidratantes, por lo que además de eliminar la suciedad y el maquillaje, los extractos pueden hidratar y nutrir la piel.

Así que básicamente, el agua micelar es un limpiador, desmaquillante, tónico e hidratante todo en uno.

Tiene la consistencia y apariencia del agua, pero si te fijas bien, verás pequeñas partículas de aceite suspendidas en el limpiador, son las llamadas micelas que dan nombre a este producto.

¿Qué son y qué hacen las micelas?

Son básicamente pequeñas acumulaciones de surfactantes que se juntan y se suspenden en el agua o en los ingredientes acuosos del limpiador. Cuando se utiliza una baja concentración de surfactantes, como en un producto sin aclarado como éste, las micelas permanecen en formación esférica.

Los surfactantes tienen una cabeza hidrofílica (les gusta el agua) y una cola hidrofóbica (odian el agua). Así que cuando se mezclan los surfactantes y el agua, las colas de los surfactantes comenzarán a esconderse del agua, uniéndose para formar estas pequeñas esferas de surfactantes.

La magia del agua micelar es que la grasa, las impurezas y la suciedad de la piel se unen a las colas hidrofóbicas de los surfactantes y se eliminan con ellos. Por este motivo, es un gran limpiador todo en uno, y es especialmente bueno para aquellas personas con piel sensible.

¿Qué son los surfactantes?

Los surfactantes pueden actuar como detergentes o emulsionantes, o tener otras cualidades. La mayoría de los champús y geles de ducha son a base de surfactantes, así que son importantes para eliminar la suciedad.

De hecho, es el ingrediente que hace que esta receta funcione. Para ser realmente un agua micelar, la solución necesita contener un solubilizante que forme micelas. Cualquier receta que no contenga algún tipo de surfactante, no está formulada correctamente y no es agua micelar.

Muchas personas evitan los surfactantes porque son “productos químicos”, o porque han oído cosas malas sobre algunos de los surfactantes más comúnmente utilizados, como el SLS (lauril sulfato sódico) o SLES (Lauril éter sulfato sódico).

El problema con algunos de estos surfactantes más fuertes, es que pueden irritar la piel, especialmente cuando se usan en altas concentraciones. Es imposible evitar todos los “productos químicos”, por supuesto, y también es prácticamente imposible evitar todos los surfactantes.

Pero voy a romper una lanza a favor de los surfactantes, ya que son maravillosos para muchas aplicaciones, y hay muchos surfactantes suaves y naturales que se pueden utilizar, y que son excelentes para las personas con piel sensible.

Y en este agua micelar he utilizado un surfactante suave que es amable con todo tipo de pieles. Se trata del Decyl Glucoside, un surfactante no iónico seguro, muy suave y espumoso, derivado del coco y la glucosa.

Cómo hacer un agua micelar casera

Esta agua micelar a base de agua de rosas y pepino es limpiadora, refrescante y nutritiva, y no necesita aclarado, por lo que es ideal para las personas que tienen poco tiempo, y especialmente para las personas con piel sensible. Sin embargo, si te molesta los restos del producto en la piel, siempre puedes aclararlo.

Utilízalo como una alternativa suave a los limpiadores con una mayor concentración de surfactantes.

Esta receta funciona bien para mí, pero puedes cambiar algunos ingredientes, como usar diferentes extractos e hidrolatos para satisfacer tus propósitos, o simplemente para usar lo que tengas a mano.

Y si no te gusta o no funciona bien para tu piel, siempre puedes elegir la mejor agua micelar del mercado.

Ingredientes

  • 60 g de agua destilada
  • 15 g de agua de rosas u otro hidrato
  • 15 g de jugo de aloe vera
  • 2 g de extracto de pepino
  • 3 g de glicerina
  • 3 g de Decyl Glucoside
  • 1 g de Geogard (también llamado Cosgard) u otro conservante
  • Ácido láctico (opcional, según sea necesario para reducir el pH)

Cómo se hace

  1. Pesa y mezcla el agua, el agua de rosas, el jugo de aloe vera, la glicerina y el extracto de pepino. Mientras lo mezclas, agrega lentamente el Decyl Glucoside, y bátelo hasta que esté completamente incorporado a los otros ingredientes. Mezclar demasiado fuerte hará mucha espuma.
  2. Añade el conservante elegido, y mézclalo con los otros ingredientes.
  3. Cuando se haya formado espuma, vierte el agua micelar en el envase dosificador que elijas. Las botellas con tapas abatibles son una opción conveniente para dispensar el agua.

Cómo usarlo

Lo puedes usar como lo harías con un agua micelar similar. Empieza agitando bien el producto para que todos los elementos se mezclen correctamente. Después, empapa un algodón con el agua micelar y deslízalo suavemente sobre toda la piel del rostro y el cuello, sin aplicar demasiada presión para no irritar la piel. Lo puedes usar también como desmaquillante de ojos.

Repite el mismo proceso hasta que el algodón salga completamente limpio, sin restos de suciedad o de maquillaje. Para eliminar el maquillaje más resistente o el rímel, mantén el algodón posado durante unos segundos en los ojos para disolver los pigmentos. Para tener más información sobre la doble limpieza facial entra en nuestro artículo.

Aunque no es necesario aclarar la piel después de usar el agua micelar, si no te gusta la sensación que deja, puedes aclararlo después de eliminar toda la suciedad.

Propiedades de los ingredientes elegidos

No hay dos aguas micelares iguales, y cada una tiene unos beneficios para la piel. Esta es hidratante y calmante gracias a las propiedades de sus ingredientes. Estos son los ingredientes que he elegido para mi producto, y el porqué de su elección.

  • Agua destilada: Utilizando agua destilada, envés de agua normal, eliminas de la ecuación los microbios no deseados, así como otras adiciones que se pueden encontrar en el agua del grifo.
  • Agua de rosas: El agua de rosas aporta un perfume muy agradable, es barata y tiene propiedades calmantes y antiinflamatorias. Funciona bien en pieles sensibles, y puede ayudar a reducir el enrojecimiento, el acné, o el eczema.
  • Jugo de aloe vera: El aloe vera también es un ingrediente muy beneficioso por sus propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes. Puede ayudar a estimular el crecimiento de nuevas células, trata las cicatrices del acné, las quemaduras solares y otras condiciones de la piel.
  • Glicerina: La glicerina es un lubricante y humectante, así que va a encargarse de mantener la piel hidratada. La cantidad no debe superar el 5% del total, pues sino puede dejar la piel pegajosa. Si utilizas algún extracto a base de glicerina en la fórmula, te aconsejo que reduzcas la cantidad de glicerina. Y si ves que este 5% te resulta demasiado pegajoso para tu piel, puedes reducir la cantidad a tu gusto.
  • Extracto de pepino: Es muy calmante e hidratante, y también tiene propiedades astringentes que pueden ayudar a reducir la hinchazón de los ojos.
  • Cosgard/Geogard: Es uno de los pocos conservantes de amplio espectro que se aceptan en los cosméticos certificados por ECOCERT. Solo es necesario utilizar un 1% de la concentración final para beneficiarte de todas sus propiedades antimicrobianas.
  • Ácido láctico: A priori, no es necesario añadir ácido láctico a esta receta, pero si cambias algunos de los ingredientes y se altera el pH, el ácido láctico te servirá para ajustarlo a su rango ideal, que es entre 5 y 6.

Además de estos ingredientes, puedes añadir algunos aceites esenciales para obtener una agradable fragancia y beneficios adicionales. Existen varios errores a la hora de lavarte la cara para quitarte el maquillaje, infórmate en nuestro artículo.