Cómo hacer crema de aloe vera casera

crema casera aloeAntiarrugas, cicatrizante, astringente, altamente hidratante… Estas y muchas otras propiedades beneficiosas nos brinda una de las plantas más preciadas del mundo de la cosmética.

¿Quién no quiere aprender a hacer una crema de aloe vera casera, libre de químicos y de conservantes? Y es que la exitosa y sobradamente conocida como “la planta de la inmortalidad” cuenta con numerosas bondades para nuestro cuerpo que vale la pena aprovechar.

No sólo es una genuina crema antienvejecimiento para el rostro, puesto que tiene muchas otras utilidades, como tratar las pieles con estrías y varices o suavizar y frenar la pérdida del cabello.

A la par, su acción nutritiva es ideal para las epidermis más resecas, cicatriza eficientemente las heridas, actúa como un poderoso after sun y combate los agentes perjudiciales externos como por ejemplo la contaminación del ambiente, gracias a su película protectora, entre muchos otros lucros.

Esta planta tan venerada desde antaño es muy fácil de cultivar y si posees una en casa, ya tienes el principal ingrediente estrella para elaborar tu magnífica crema casera.

De no disponer de una, no te preocupes, puesto que te incluyo una alternativa al final de este artículo que proporciona los mismos activos con compuestos cien por cien naturales.

Dicho esto, ponte manos a la obra y ¡A preparar tu cosmético natural con sábila!

¿Qué ingredientes y utensilios necesito?

aloe veraPara preparar una crema, hay que seguir las instrucciones, al igual que se hace con cualquier receta de cocina.

Así que para poder crear tu producto milagroso con aloe vera deberás adquirir los siguientes ítems:

  • Gel de aloe vera puro
  • Aceite de almendras dulces
  • Aceite esencial (al gusto)
  • Espátula o cuchara de madera
  • Frasco de cristal con tapa

Consejos útiles para tener en cuenta antes de la elaboración

Esta receta en cuestión se elabora con el jugo natural que se encuentra en el interior de las hojas de la planta del aloe vera.

Para expulsar exitosamente la aloína (sustancia tóxica) tendrás que poner dichas hojas en remojo durante un mínimo de 24 horas e ir cambiando el agua cada 3 o 4 horas como mucho.

Pasado este tiempo, ya podrás partir por la mitad las hojas y extraer el valioso jugo.

Por otro lado, el tarro de vidrio deberá estar previamente esterilizado y puedes hacerlo fácilmente, sumergiéndolo en agua hirviendo durante unos 10 minutos aproximados, del mismo modo que se realiza el baño maría.

Asimismo, asegúrate que el cierre sea hermético para que conserve la fórmula en perfectas condiciones y no haya ni el más mínimo riesgo de contaminación.

Los aceites esenciales son otro componente importante en esta formulación, por lo tanto, procura escoger un extracto de esencia que sea de tu agrado y que su aroma no te empalague ni ofenda.

También está permitido mezclar un par de fragancias distintas, si lo deseas, siempre y cuando el olor no te disguste.

Preparación paso a paso

Ahora que ya te has provisto de lo indispensable para llevar a cabo la receta, es muy fácil crear tu propia pomada con sábila, simplemente sigue las siguientes indicaciones:

  1. En primer lugar, hierve la suficiente cantidad de agua en un cazo y agrega el aloe vera natural, sin dejar de mezclar con la cuchara de madera.
  2. Cuando hayas mezclado durante un rato y aprecies una masa uniforme, añade los aceites esenciales y el aceite de almendra, removiendo con energía hasta que se integren por completo en la masa.
  3. Retira la mezcla del fuego y deja que se enfríe. Cuando se haya enfriado por completo, con ayuda de la misma cuchara, mete tu crema en el recipiente de cristal, previamente desinfectado y cierra bien la tapa.
  4. Para poder conservar intactas las valiosas propiedades de esta pomada casera de aloe vera, es muy importante que la guardes en un lugar fresco y seco. Además de mantenerla lejos de los rayos directos del sol.

Usos de la crema casera de aloe vera

crema aloe veraPara la cara:

El modo de empleo en la tez es muy sencillo, basta con esparcir por toda la superficie una cantidad proporcionada hasta su completa absorción.

Enseguida notarás que tu dermis cutánea está extra hidratada y con un tacto aterciopelado.

Para que la crema surja efecto y puedas beneficiarte de sus propiedades antes, se aconseja aplicar mañana y noche, con la piel limpia y seca.

Para el cuerpo:

Las células dérmicas del cuerpo también pueden tratarse con este mejunje casero.

La aplicación consiste en el mismo procedimiento anterior y resulta un excelente hidratante corporal que sirve como tratamiento contra las manchas y el envejecimiento prematuro, dado que a su vez también es un extraordinario after sun, entre muchos otros beneficios.

Puedes aplicarlo a diario, después de la ducha, así como tras haberte expuesto a los rayos solares.

Para el cabello:

Otra de las utilidades del aloe vera es su eficacia como tratamiento capilar, debido a que refuerza el cabello, lo convierte en más resistente y lo sana.

Aparte, cabe mencionar que elimina la incómoda caspa e impida la pérdida del pelo. Aplícate una proporción generosa del gel en la palma de la mano y extiéndelo de la raíz a las puntas.

Seguidamente, enrolla el pelo en una toalla y deja que actúe de 15 a 30 minutos.

Enjuágate con abundante agua y en pocas aplicaciones, empezarás a notar los óptimos resultados.

Tu cabello relucirá, lo apreciarás suave y fuerte. El secreto de su eficacia es realizar el mismo procedimiento al menos una vez a la semana.

aloe peloRecomendaciones y contraindicaciones

No es nada difícil cuidar una planta de aloe vera, por ello te animo a que adquieras una. Se trata de un arbusto que se adapta a todo tipo de climas y que no requiere más que los cuidados que cualquier otra planta necesita.

No realices la receta de la crema casera sin antes haber procurado regar la planta durante al menos 5 días seguidos, para que se encuentre en su mejor estado posible y la creación disponga de todos los activos en su máximo esplendor.

Presta atención de no olvidarte de extraer los tóxicos de las hojas, tal y como te indico más arriba, antes de ponerte a preparar el elixir con el gel natural del aloe vera, puesto que puede ser nocivo.

Esta elaboración es apta para todo tipo de pieles, pero al ser un producto extraído directamente de la naturaleza, puede provocar reacciones alérgicas (con más ahínco si no has usado nunca productos con aloe vera).

Pues, aunque el peligro sea extremadamente bajo, es mejor asegurarse primero cómo reacciona en tu piel y cerciorarte de que no eres hipersensible a la sábila.

Si aparece cualquier condición indeseada en tu dermis, deberás acudir de inmediato a la consulta de tu doctor o dermatólogo.

En caso de no tener una planta en casa (ese es mi caso), no te preocupes porque tengo una alternativa facial que se parece muchísimo y que está elaborada con ingredientes totalmente naturales.

Alternativa mejor: la crema de Nezeni

De hecho, se ha convertido en mi cosmético favorito, pues cuenta con verdaderas bondades, aparte de estar exenta de cualquier elemento químico y de no tener apenas conservantes.

Me refiero a la crema de aloe vera de Nezeni Cosmetics, una de las mejores cremas para el cutis con sábila que existen actualmente y que es efectiva, de calidad superior y con un precio realmente apropiado para todos los bolsillos.

Aquí te dejo la review completa del producto para que puedas informarte más al respecto. ¿Necesitas más motivos para convencerte?