¿Cómo reducir el tamaño de los poros?

eliminar poros con mascarillaTener poros en la cara es una de las experiencias más irritantes de aquellos que nos esforzamos por mantener nuestra piel facial lo más saludable posible. La mayoría de las personas que tienen poros normalmente son propensos a tener una piel más grasa donde es fácil encontrar la aparición de poros o espinillas y estas circunstancias complican mucho la aplicación de maquillaje. Desgraciadamente, la causa más habitual suele ser debida al componente genético… y todos sabemos que poco podemos hacer al respecto.

Los poros forman parte de la estructura de nuestra piel, y como acabo de decir, son a menudo genéticos, pero eso no significa que no puedas reducir su apariencia. Te voy a dar algunos consejos o trucos que te van a ayudar a eliminarlos o reducirlos para que sean menos visibles.

La mejor manera de atacar a nuestros poros es intentar ablandarlos o abrirlos para desobstruir la suciedad que bloquea el poro. Debemos intentar mantener nuestros poros limpios lavándonos la cara regularmente, quitándonos el maquillaje correctamente antes de irnos a la cama y tratando las áreas de nuestra piel que son más propensas a la acumulación de grasas.

Limpiar suavemente, tonificar e hidratar diariamente

Para mantener la piel limpia y equilibrada, lávate la cara con un limpiador suave todos los días. Olvídate de limpiadores que contengan productos químicos fuertes o tónicos agresivos que eliminen toda la grasa de nuestra piel. Nuestra piel necesita un cierto nivel de grasa, lo realmente importante es saber mantener el equilibrio ideal de la grasa de nuestra cara.

Humedece tu cara con agua tibia y luego masajea aplicando el limpiador sobre tu piel, centrándote en las áreas donde hay más poros. Después, enjuaga el limpiador con un poco de agua.

hidrata tu piel despues de la sauna facial

Tonificar

Tonificar la piel significa cerrar los poros. Tienes en el mercado un gran número de productos tonificantes, pero si estás interesada en las opciones más naturales, tengo dos sugerencias muy buenas para ti.

Mi primera recomendación es simplemente agua fría. De la misma manera que el calor abre nuestros poros, el estar expuesto al frío los cierra. Por lo tanto, enjuagándonos la cara, después de aplicarnos el limpiador, conseguiremos cerrar naturalmente sus poros.

Otra alternativa es la Witch Hazel (agua de barbas de bruja), que tiene propiedades antiinflamatorias y lucha eficazmente contra las bacterias. Para usarla como tonificador poner unas gotas de Witch Hazel en una bolita de algodón y aplicarla sobre la piel.

Hidratar

Después de limpiarte la cara, aplícate un humectante no comedogénico. No-comedogénico significa que no obstruirá tus poros, y por lo tanto no mantendrá tus poros abiertos con suciedad.

La hidratación es una condición importante en la rutina de limpieza diaria de nuestra piel, ya que olvidarse de hacerlo puede provocar que nuestra piel genere más grasa para compensar la grasa que la piel pierde cuando aplicamos un limpiador.

Una de las mejores cremas hidratantes naturales es el Aloe Vera. Puedes cortar una hoja directamente de la planta y exprimir su jugo del interior y muy eficaz para diferentes problemas de la piel. Con el Aloe Vera conseguimos equilibrar los niveles de grasa, hidratar y tonificar nuestra piel, así como reducir las manchitas que podemos tener en la cara. En resumen, se trata de una opción natural que reúne todo lo que necesitamos para combatir los poros.

Usar una Sauna Facial.

vapor con sauna facialCuando la grasa se acumula en nuestros poros obliga a que estos se abran dándoles la apariencia de que son más grandes de lo que realmente son. Si limpiamos correctamente nuestros poros y eliminamos los residuos de suciedad que se acumulan conseguiremos reducir el tamaño de los poros y los haremos menos visibles.

Una de las maneras más suaves, pero más eficaces para limpiar nuestros poros es aplicarnos vapor facial. Puedes hacer esto con una sauna facial en algún centro de estética, o comprarte un vaporizador facial personal, que es una máquina con un tamaño portable y que fácilmente se encuentra en tiendas de belleza. Al vaporizar nuestra cara conseguiremos abrir naturalmente nuestros poros con el calor y podremos extraer la suciedad acumulada fácilmente.

Al vaporizar nuestra cara conseguiremos que nuestra piel sea más receptiva a otros productos tópicos. Uno de los mejores momentos para aplicarnos una mascarilla facial es justo después de haber utilizado la sauna facial. Las máscaras de arcilla para equilibrar la piel son una buena opción ya que también absorben impurezas. Hay muchos tipos diferentes de arcilla, así que elige uno que se adapte mejor a tu tipo de piel. Aplica la arcilla con las manos limpias, después siéntate y deja que se seque. Una vez que se endurezca, enjuágate la cara con agua.

Algunas saunas faciales también liberan un vapor frío, que es una manera excelente de cerrar tus poros después de habernos tratado la piel con la inicial fase de vapor caliente y la posterior aplicación de la mascarilla. Esto sellará el trabajo de limpieza hecho por la arcilla, reducirá el tamaño de los poros y evitará que entre más suciedad e impurezas.

Utiliza tu sauna facial con vapor caliente una vez a la semana durante 5-20 minutos para tener grandes resultados. Recuerda, si tienes la posibilidad, de aplicarte siempre vapor frío al final.

En fundacionconsalud hemos analizado los vaporizadores que más se están vendiendo y hemos elaborado una revisión de la mejor sauna facial. Consulta tranquilamente nuestra guía y analiza las diferentes caraterísticas de cada producto antes de elegir uno

Mantén una dieta saludable

dieta saludable para la pielA veces nos olvidamos de lo importante que es nuestra dieta y lo que afecta a la calidad de nuestra piel, el aspecto saludable se construye a partir del trabajo saludable de nuestro organismo. Es decir, lo primero que debemos hacer es empezar a cuidar nuestra piel desde dentro, cuidando lo que comemos y bebemos. Estos cuidados nos garantizarán una piel saludable con una inmejorable resistencia y elasticidad.

Complementa tu dieta con un montón de frutas y verduras, que contienen vitaminas, minerales y antioxidantes que hacen tu piel más saludable y más resistente. El zinc, que se encuentra en las carnes rojas y los cereales de desayuno fortificados, son muy importantes para la salud de tu piel, al igual que los ácidos grasos como el Omega-3, que se encuentra en las nueces y el pescado azul.

Utiliza protección solar

El sol puede dañar nuestra piel y es una de las causas principales del envejecimiento prematuro, que puede hacer que tus poros sean más grandes y visibles.

Para protegerte del sol, asegúrate de usar suficiente protección solar y usa un sombrero de ala ancha si te vas a exponer al sol en un espacio de tiempo prolongado.

Intenta utilizar siempre protectores solares no-comodogénicos y que tenga un contenido en grasa muy bajo.

Conclusión

Como puedes ver, hay algunas formas efectivas de tratar y reducir el tamaño de tus poros. Manteniendo tu piel limpia, sana y bien hidratada, podrás eliminar fácilmente la suciedad de tus poros consiguiendo reducir su tamaño y por ende hacerlos menos visibles o, prácticamente, imperceptibles. Puedes tener más información sobre cómo mantener tu piel limpia y saludable en nuestro blog.