Cómo usar un desmaquillante para ojos de la manera correcta

como usar desmaquillante ojosLos ojos nunca mienten, y esto es especialmente cierto cuando se trata del cuidado de la piel que lo rodea. El contorno de los ojos es una de las partes más delicadas de la cara, y por eso es una de las primeras zonas donde aparecen los signos del envejecimiento. Si no la estás cuidando como se merece, lo dejará saber enseguida.

La zona de los ojos requiere una atención especial, y aunque utilizar a diario un contorno de ojos es una excelente forma de nutrirla e hidratarla, es importante ampliar el régimen de cuidado de la piel incluyendo un producto desmaquillante para ojos.

Todas sabemos que debemos quitarnos el maquillaje de los ojos por la noche antes de irnos a dormir, ya que dejarlo puesto durante toda la noche puede causar irritación e hinchazón en la piel, y posiblemente hasta infecciones en los ojos. Pero es especialmente importante retirarlo adecuadamente, y con el método más seguro para tu salud ocular.

Puede ser fácil olvidar que la suavidad es el camino a seguir cuando el obstinado maquillaje de los ojos amenaza con no moverse. Cuando arrastras o tiras enérgicamente de la piel del contorno de los ojos, no solo estás irritando la piel sensible alrededor de los ojos, también puedes provocar la caída de las pestañas, infecciones y estás contribuyendo al proceso de envejecimiento.

Por eso es importante utilizar los productos y la técnica adecuada. Vamos a ver cómo hacerlo.

El área de los ojos es la piel más fina de la cara, así que también es muy, muy sensible. Hay que mimarla como la de un bebé, y ser muy delicados al respecto.

Elige el desmaquillador de ojos adecuado

Para aquellas personas que no pueden salir de casa sin maquillaje: eye-liner, sombra y rímel, es vital usar un desmaquillante al final de cada día que pueda eliminarlo completamente con suavidad. Tienes a tu disposición diferentes tipos de productos desmaquillantes para ojos, que hacen un buen trabajo en general.

Echa un ojo a nuestra comparativa sobre los mejores desmaquillantes de ojos de este año:

Desmaquillante a base de aceite

Lo mejor para: Eliminar la máscara de pestañas y el delineador resistente al agua. El aceite descompone fácilmente el pigmento que se adhiere a la piel, por lo que se desprende fácilmente sin necesidad de frotarla.

Agua micelar

Lo mejor para: Desmaquillar un maquillaje de ojos suave, como una ligera sombra o un lápiz de ojos. La fórmula no grasa es particularmente buena para aquellas personas con ojos sensibles o propensas a los brotes.

Desmaquillante bifásico

Lo mejor para: Sombras pesadas y delineador grueso. La fase de aceite elimina fácilmente el pigmento en polvo mientras que el agua rica en antioxidantes alivia instantáneamente la delicada piel alrededor del contorno de los ojos.

Desmaquillante en gel

Lo mejor para: Ojos sensibles delineados con fórmulas waterproof. Las fórmulas en gel son perfectas para eliminar el eyeliner porque no son líquidas como las anteriores fórmulas, que pueden gotear e introducirse en los ojos si no se tiene cuidado.

Toallitas desmaquillantes

Lo mejor para: Cada vez que tu cama se vea más atractiva que tu lavabo. Ten en cuenta que muchas toallitas están diseñadas para ser utilizadas en toda la cara, y pueden ser demasiado duras para el sensible área de los ojos. Para evitar la irritación, busca toallitas calmantes que no contengan fragancias ni alcohol.

Sin embargo, uses el tipo de desmaquillante de ojos que uses, es imprescindible utilizar un producto especialmente formulado para su uso en la delicada zona de los ojos.

Si usas lentes de contacto, asegúrate de que el producto esté etiquetado como “seguro para los usuarios de lentes de contacto”. También evita cualquier producto con perfume, fragancia o alcohol, que también puede irritar y resecar los ojos y el área de los ojos.

Si prefieres evitar los desmaquillantes comerciales para ojos y optar por algo más natural, puedes utilizar un aceite, como el aceite de vitamina E, aceite de oliva o aceite de almendras, que son hidratantes para las pestañas y los párpados.

¿Se puede usar aceite de bebé para desmaquillar los ojos? Aunque a algunas personas les gusta usar aceite para bebés o vaselina para eliminar el maquillaje de los ojos, no es muy recomendable. Estos productos, si no se eliminan adecuadamente, dejarán una película que puede atrapar la grasa, la suciedad y las bacterias. Si no tienes cuidado, los aceites pueden filtrarse en los ojos y provocar irritación e hinchazón de los ojos.

tecnica desmaquillado ojosUtiliza la técnica desmaquillante correcta

Eliminar el maquillaje de los ojos puede ser todo un reto si no tienes el enfoque correcto. Una vez que elijas una fórmula suave y efectiva, y tengas a mano discos o bolas de algodón, estos son los pasos que debes de seguir:

  • Satura una bolita o disco de algodón con el desmaquillador para suavizarla e hidratarla antes de la aplicación. No uses bolas de algodón baratas, ya que se pueden deshilachar y las fibras pueden entrar en los ojos.
  • Coloca la bola de algodón humedecida sobre el párpado cerrado durante unos 5-10 segundos para aflojar el maquillaje.
  • Con movimientos suaves hacia abajo, retira el maquillaje del párpado superior y de las pestañas. Luego desliza el algodón suavemente hacia arriba a lo largo de la parte frontal de las pestañas superiores. Recuerda cambiar el algodón cada vez que el que estés usando se ensucie. Repite el proceso hasta que el algodón salga limpio.

¿Sabes que el algodón está lleno de maquillaje y suciedad después de la primera pasada en los ojos? Si te lo vuelves a poner en los ojos, terminarás redepositando el maquillaje que acabas de quitarte. No necesitas utilizar 10 discos de algodón. Primero, usa el disco completo para limpiar el ojo y luego dobla el lado limpio por la mitad. Si el maquillaje aún persiste, dobla el disco en cuartos y usa ambos lados limpios. El resultado: ¡el poder de cuatro discos en uno solo!

  • Para desmaquillar las pestañas inferiores, humedece el extremo de un bastoncillo de algodón con el producto desmaquillante y frótalo suavemente debajo de las pestañas para quitar el maquillaje restante. Repite el proceso hasta que el algodón salga limpio.

  • No arrastres el disco o bola de algodón a lo largo de los ojos. La piel en el área de los ojos es muy delgada y el tirón y tirón de la piel puede llevar a la formación de arrugas y líneas finas.

Los efectos nada agradables de la irritación de los ojos son el enrojecimiento y la irritación, que pueden provocar descamación, además de un aumento de la sequedad y, con el tiempo, la formación de líneas finas. Usar demasiada fuerza es un gran error cuando se trata de la limpieza de los ojos.

  • Si utilizas una toallita desmaquillante, aplícala suavemente en el área de los ojos unas cuantas veces para romper el pigmento, y luego deslízala hacia abajo y hacia afuera. No tengas miedo de usar más de una toallita si tu aspecto es dramático.

  • Si tu desmaquillante es en gel, sumerja un bastoncillo de algodón en la fórmula del gel y luego deslízala suavemente a lo largo de la línea de las pestañas, desde la esquina interior hasta la esquina exterior. Continua con un disco desmaquillante con agua de limpieza para eliminar cualquier resto de maquillaje.

  • No bloquees el conducto lagrimal ni las glándulas meibomianas. Las glándulas meibomianas que recubren los párpados contribuyen a la producción de aceites para la película lagrimal. La película lagrimal ayuda a evitar que las lágrimas se evaporen demasiado rápido, lo que podría provocar el síndrome del ojo seco y otros problemas. Las lágrimas mantienen los ojos limpios y saludables y contienen enzimas que destruyen ciertas bacterias que pueden dañar los ojos.

Aunque la combinación de aceite y agua es el secreto para obtener una piel limpia y suave alrededor de los ojos después de eliminar todo el maquillaje, algunos desmaquilladores pueden dejar un residuo grasiento.

Es exactamente por eso que se recomienda limpiar toda la cara después de eliminar el maquillaje de los ojos, nunca al revés. Utiliza un limpiador suave, hipoalergénico, sin aceite y sin fragancia para terminar con la limpieza de la zona. Masajea suavemente el limpiador en los párpados con la punta de los dedos y acláralo.

Mientras estás súper concentrada en quitarte ese impresionante ojo ahumado, probablemente te olvidaste de tus cejas. La mayoría de los lápices de ojos están hechos a base de cera, por lo que la fórmula básicamente se adhiere a los pelos de las cejas y no se mueve. Para eliminar el maquillaje de las cejas, se necesita un desmaquillante para ojos a base de aceite y agua, y no sólo un simple lavado de cara.

Una vez que hayas eliminado con éxito todo rastro de maquillaje en tus ojos, podrás nutrir el área con una buena crema hidratante para ojos. El dedo anular es el más débil de la mano, así que úsalo para aplicar la crema de contorno de ojos en el área entre el pómulo alto y la parte inferior del ojo.

¿La moraleja de la historia? Desmaquillante suave + una técnica apropiada = el mejor amigo de tus ojos.