¿Irrigador bucal o hilo dental?

utilizar hilo dental o irrigador bucal

Cuando vas al dentista es muy habitual que te pregunte “¿Te has ido pasando el hilo dental regularmente.?” La mayoría de nosotros no podemos contestar afirmativamente esta pregunta, de hecho, sólo la mitad de los españoles se aplican el hilo dental diariamente y, según las estadísticas, una de cada cinco personas no lo utilizan en absoluto.

El uso de hilo dental ayuda a combatir el sarro, y previene la placa bacteriana llegando a sitios donde el cepillo de dientes no puede actuar, lo que significa que es un complemento ideal para mantener una higiene bucal adecuada. Por lo tanto, el uso del hilo dental es una de las recomendaciones más habituales de la comunidad médica dental y todos coinciden en señalar al hilo dental como un elemento esencial en el cuidado de nuestros dientes y encías.

Hoy día tenemos opciones alternativas al hilo dental más cómodas e igual de eficaces. Hay centenares de productos en el mercado para la limpieza dental, extendiéndose desde los palillos de madera a los cepillos electrónicos y, desde hace unos años, podemos disfrutar de unos nuevos dispositivos llamados irrigadores dentales. El irrigador dental se está convirtiendo en un nueva forma muy popular y eficaz en el mantenimiento de la higiene bucal.

Métodos de limpieza dental

¿Qué es un irrigador bucal?

Waterpik es una de las marcas pioneras en la fabricación de irrigadores bucales. También fabrican cepillos de dientes eléctricos, pero vamos a concentrarnos en los irrigadores Waterpik.

Un irrigador dental es un dispositivo de limpieza dental que puedes utilizar para introducir un chorro fino de agua entre tus dientes y a lo largo de toda la línea de la encía para quitar el sarro y la placa bacteriana producida por la acumulación de restos de alimento.

El Waterpik es la marca más popular, en 2016 recibió un premio por la ADA (Asociación dental Americana).

¿Qué es el hilo dental?

Probablemente ya conozcas la respuesta, pero de todos modos vamos a hablar un poco sobre esto. El hilo dental es una cuerda fina que puedes utilizar para insertar entre tus dientes con la finalidad de eliminar el sarro y la placa provocada por los restos de alimento.

Es el método más conocido de limpieza dental, aunque requiere habilidades para usarlo correctamente y eficazmente, así que si no tienes mucha destreza, puede ser difícil de hacer, por no hablar de doloroso.

¿Qué es más efectivo: el irrigador bucal o el hilo dental?

irrigador dental waterpik

Los estudios clínicos del Waterpik encontraron que el irrigador bucal en relación al hilo dental es un 51% más eficaz para reducir la gingivitis y sangría gingival, y un 29% más eficaz en la eliminación de la placa bacteriana. El Waterpik solo requiere una utilización diaria durante a penas un minuto

Además su campo de acción puede abarcar áreas de la boca donde el cepillo de dientes no puede llegar, también es muy útil para llegar a las áreas que el hilo dental no puede, como por ejemplo los bolsillos periodontales y los bolsillos de alrededor de las muelas del juicio.

beneficios del hilo dental

Un estudio en 2008 utilizó a dos hermanos gemelos para comparar los efectos del cepillado dental normal y el uso de hilo dental complementado con el cepillado dental. Finalmente, acabó confirmando que la combinación del cepillado dental con el uso del hilo dental reducía significativamente la abundancia de bacterias en la boca que están asociadas a las enfermedades de la encía y la aparición de caries.

Este estudio se llevó a cabo durante sólo dos semanas, y los resultados sugieren que una rutina diaria durante toda la vida utilizando el hilo dental es extremadamente beneficiosa para su salud bucal.

Limpiar brackets: hilo o irrigador dental

limpiar brackets con irrigador bucalEl irrigador dental es mucho más eficaz que el hilo cuando hablamos de limpiar correctamente los brackets. Un estudio realizado por los fabricantes del Waterpick reveló que el irrigador bucal es tres veces más eficaz que el hilo en la limpieza de la ortodoncia y cinco veces superior frente al cepillado convencional, en la eliminación de la placa bacteriana. Con este estudió también se determinó que el irrigador era muy superior en lo que se refiere a la reducción del sangrado de las encías.

Siguiendo con las bondades del irrigador hay que mencionar la capacidad de poder regular la presión del agua para dirigirla hacia los dientes y las encías facilitando, notablemente, la limpieza de los brackets. Puedes limpiar fácilmente detrás de los alambres y eliminar los restos de comida que quedan atrapados detrás del hilo metálico, una característica que es algo más complicada si queremos emularla con el hilo dental. Es importante mencionar que el irrigador dental no es un sustituto para el cepillado, por lo tanto, para cuidar tu higiene bucal correctamente, debes cepillarte los dientes y brackets con un cepillo de dientes y pasta dos veces al día a fondo y luego complementarlo con el irrigador una vez al día.

¿Cual es más fácil de usar?

irrigador dental o cepilloTanto en la utilización de irrigador bucal como en la del hilo dental, nuestra destreza será un factor importante para conseguir una aplicación correcta y poder obtener los máximos beneficios de ambos métodos de higiene bucal. No obstante, hay una pequeña diferencia, si aplicamos mal el hilo dental probablemente facilitaremos el sangrado y el dolor de nuestras encías, mientras que con el irrigador dental no correremos ese riesgo.

Por otro lado, es fácil desorientarnos del foco de acción con el irrigador dental, por lo que es aconsejable enfocar la zona con el irrigador parado y posteriormente aplicar la presión de agua hacia la zona que queremos irrigar. Mientras utilizamos el irrigador deberíamos estar inclinados hacia el desagüe del lavabo para drenar todo el agua que va saliendo de la boca durante su funcionamiento

Portabilidad del irrigador bucal

Ahora conoces muchos de los beneficios y ventajas que ofrece el irrigador bucal frente al hilo pero ¿qué podemos decir de su portabilidad?, hay diferentes versiones donde podemos encontrar dispositivos que se adicionan al lado del grifo del lavabo, hasta cepillos de dientes eléctricos que incorporan una función de irrigador de agua a presión y que pueden ser transportados fácilmente.

Hay, por lo tanto, diferentes diseños de irrigadores dentales que convierten al irrigador en un complemento de higiene bucal adaptable a cada una de nuestras necesidades y circunstancias.

Si eres de las personas que no acostumbran a viajar y dispones de espacio suficiente, puedes optar por un irrigador con depósito incorporado a la encimera del lavabo.

Por otro lado, si tu lavabo no dispone de mucho espacio o viajas con mucha frecuencia, quizás te interesaría más un irrigador portátil con batería. Los irrigadores dentales portátiles no ocupan mucho, además disponen de unas baterías que tienen una autonomía aproximada de 1-2 meses.

Conclusión

Espero que esta información te haya sido de gran ayuda, ahora ya conoces un poco mejor las diferencias entre un irrigador bucal y el hilo dental. Según muchos ensayos clínicos el irrigador cuanta con un gran apoyo en lo que se refiere a la higiene bucal y limpieza (sobretodo en las personas que llevan brackets).