¿Cómo usar el irrigador Waterpik?

como usar irrigador bucal waterpikSeguro que desde que eras pequeña eres consciente de la importancia de la higiene bucal. Sin embargo, lo que probablemente no sabes es que la higiene bucal no solo es buena para la prevención de caries, sino que también es muy importante para la prevención de otro tipo de enfermedades.

La higiene bucal está relacionada con enfermedades cardíacas  y se cree que también guarda una estrecha relación con enfermedades respiratorias como la neumonía o incluso enfermedades que afectan al cerebro como la demencia.

Si eres de los que todavía no han prestado mucha atención a su higiene bucal como la que aconsejan los dentistas, debes saber que no estás solo. Hay estudios que concluyen que la mitad de las personas no mantienen una higiene dentro de los cánones que establece la comunidad médica, además un 18% no se cepilla los dientes prácticamente nunca.

Si no mantienes un cuidado adecuado no pasará mucho tiempo antes de que aparezcan las primeras caries y, será entonces, cuando deberás acudir a tu dentista para tratarlas y someterte a empaste y gastos económicos que podías haber evitado.

Uno de los pilares de la higiene bucal es el hilo dental, pero tenemos que reconocer que su uso es un poco engorroso, toma tiempo y a veces es doloroso. El hilo dental puede dañar los tejidos de la encía si no lo aplicamos correctamente o lo hacemos muy vigorosamente.

Pero gracias a dios existe una solución muy fácil:  EL IRRIGADOR DENTAL O WATERPIK.

El irrigador Waterpik, también conocido como irrigador dental o bucal, que inyecta un flujo de agua a presión entre tus dientes y encías eliminando de forma muy eficaz los restos de comida acumulados y la placa bacteriana. Estos dispositivos pueden funcionar con batería o directamente enchufados a la red eléctrica y se alimentan a partir de un depósito de agua.

¿Cómo utilizar el irrigador bucal?

Los irrigadores Waterpik son muy intuitivos a la hora de utilizarlos. En el mercado encontramos tres tipos de irrigador y la preparación para su uso difiere ligeramente. Tenemos irrigadores portables, fijados en la encimera y otros que simplemente se acoplan a la salida del grifo.

Cada tipo de irrigador varía ligeramente pero ahora te voy a dar unas características básicas de su utilización:

  • Suministra la fuente de agua. Esto puede ser conectándolo al grifo de agua fría o llenando el depósito con agua. Si tiene dientes sensibles, usa agua tibia en lugar de fría.
  • Selecciona el nivel de presión más suave y coloca la punta en tu boca. ¡Recuerda hacer esto antes de encender el irrigador si no quieres poner todo lleno de agua!
  • Enciende el aparato. Intenta cerrar los labios ligeramente para evitar salpicaduras de agua, pero permite que el agua drene hacia el desagüe.
  • Dirige el agua a lo largo de toda la línea de la encía y por todo el contorno de tus dientes, moviéndolo por todas las áreas de tu boca.
  • Una vez que hayas terminado, apaga el dispositivo, retira la punta y drena el agua restante en el depósito o desagüe. Recuerda limpiar tu irrigador de agua después de cada sesión, para garantizar su mantenimiento e higiene.

Ocasionalmente puedes utilizar tu enjuague bucal con el irrigador Waterpik. Pero debes recordar que si utilizas el enjuague con el irrigador, el enjuague no tendrá la misma fuerza antibacteriana diluida con el agua. Por esta razón te aconsejo utilizar el enjuague posteriormente y por separado.

Diferencias entre los diferentes tipos de irrigador Waterpik.

Irrigador dental con depósito

irrigador dental con depositoLa opción más grande y más pesada. Tiene un depósito que va incorporado al mismo aparato. Este tipo de irrigador bucal necesita un enchufe cercano para alimentarlo eléctricamente. Con este irrigador puedes regular fácilmente la presión del agua. Es una gran opción si sólo quieres utilizar el irrigador de agua en casa, pues su volumen y peso hacen muy difícil su transporte.

Es la opción más elegida entre aquellos que no disponen de un caudal y presión muy fuertes en casa.

Waterpik portable

cuando utilizar un irrigador dental portableEs la opción más pequeña. La gran mayoría de estos dispositivos son accionados por batería y son recargables. Son perfectos si viajas de forma habitual y tienen una gran autonomía para lo pequeño que es el dispositivo. El formato suele ser alargado y delgado muy parecidos a los cepillos eléctricos y caben perfectamente en cualquier maleta o mochila de equipaje.

Con este dispositivo podrás disfrutar de los beneficios de un irrigador dental sin importar dónde estés o si el hotel donde te hospedas tiene el tendido eléctrico específico en voltajes que necesita la fuente de alimentación del Waterpik.

También se convierte en la mejor opción para aquellos que no disponen de mucho espacio en su lavabo de casa.

Acoplado al grifo

irrigador dental de acoplamientoEs ideal para aquellos que no tienen mucho espacio en el baño. El irrigador bucal se conecta directamente a tu grifo y, por lo tanto, utiliza la presión del agua directamente desde el grifo. Esto significa que no requieren energía eléctrica, por lo que no necesitan una fuente de alimentación ni un depósito para almacenar el agua que se necesita para realizar su función de lavado. También puedes controlar fácilmente la presión del agua ajustando la presión desde el grifo.

Este tipo de irrigador tiene una variante específica para la ducha. Concretamente tiene el mismo funcionamiento, pero se acopla al grifo de la ducha en vez de acoplarse al grifo del lavabo. Este dispositivo es muy cómodo de usar y además no ensucia nada.

¿Cómo utilizar el irrigador bucal Waterpik con brackets?

irrigador dental waterpik con brackets

Con el irrigador puedes alcanzar los espacios más inaccesibles, sobretodo en la parte  interior de los alambres de la ortodoncia, y poder disfrutar de una sonrisa brillante. La mayoría de los irrigadores tienen una pequeña extremidad que va acompañada de un mini cepillo para mejorar el lavado de nuestros dientes.

Puedes configurar y utilizar tu irrigador Waterpik de la misma forma que harías si no tuvieras la ortodoncia, concretamente, como te he explicado más arriba. Comienza siempre ajustando la presión del agua a su nivel más bajo y ves aumentando gradualmente la presión según tus necesidades de limpieza.

Lo aconsejable es comenzar por la parte de atrás de la dentadura y extiende el riego a lo largo de la línea de encía profundizando en las zonas de alrededor de los dientes y las partes internas de los brackets. Es un método super efectivo, muy fácil de aplicar y produce unos resultados inmejorables.

Usar tu irrigador Waterpik de una forma cómoda y limpia.

Cuando empezamos a utilizar el irrigador bucal es muy habitual poner todo perdido de agua, pero no te preocupes, todos hemos pasado por ahí. Comprobarás que poco a poco te vas acostumbrando a su uso y gradualmente será capaz de manejar la presión del aparato sin manchar de agua el lavabo o la zona donde lo estés utilizando.

Comienza siempre con la presión a nivel más bajo, aunque tus dientes no sean sensibles, y aumenta gradualmente la fuerza del agua. También te ayudará el cerrar un poco la boca mientras lo utilices para evitar que el agua salga salpicada, pero no la cierres completamente. Deja ligeramente abierta la boca para drenar el agua hacia fuera e intenta inclinarte un poco hacia el desagüe.

¿Cuántas veces debo utilizar mi Waterpik?

Si utilizas un irrigador dental, los profesionales aconsejan utilizarlo diariamente. Los beneficios del irrigador de agua duran poco tiempo, pues continuamente introducimos alimentos y bebidas en la boca.

Por esta razón, debemos utilizar nuestro irrigador junto al cepillado de dientes dos veces al día si queremos mantener nuestra boca saludable.

Conclusión

Ahora ya tienes mucha información relacionada con el uso y los beneficios de los irrigadores dentales Waterpik. Espero que hayas aprendido a utilizarlos y seas capaz de elegir el irrigador bucal que mejor se ajuste a tus necesidades.