¿Cómo prevenir las arrugas?

como prevenir las arrugas

Nunca es demasiado pronto cuando se trata de prevenir las arrugas. La piel es una de las partes de nuestro cuerpo más extensa y más expuesta a sufrir daños. Cuando somos niños, nuestra piel se enfrenta a centenares de arañazos, rasguños y contusiones provocadas por caídas y golpes.

Después de esta etapa, cuando pasamos a la adolescencia lucha diariamente contra el acné y los puntos negros y, finalmente, cuando ya nos hacemos mayores los niveles de producción de colágeno se reducen y tenemos que abordar los problemas relacionados con la formación de arrugas y signos de envejecimiento general.

La ralentización de la producción de colágeno es una particularidad natural del envejecimiento que puede iniciarse a los inicios de los treinta años. Esta etapa de reducción de colágeno y envejecimiento puede acelerarse por diferentes motivos entre los que destaca el estilo de vida que llevamos y nuestra predisposición genética.

Incluso algunos de los tratamientos agresivos que utilizamos para tratar el acné puede provocar un envejecimiento prematuro de nuestra dermis.

No debemos obsesionarnos con la prevención de la aparición de arrugas, ya que el estrés y la ansiedad son uno de los catalizadores más habituales en la formación de arrugas condicionadas por el estilo de vida.

Por esta razón, debemos adoptar una forma de vida saludable, responsable con el cuidado de nuestra piel para evitar que las arrugas se prolonguen durante mucho tiempo.

Debemos protegernos del sol

proteccion solar para prevenir las arrugasLos peligros de exponerse al sol durante un largo período de tiempo son muy conocidos por todos en la actualidad. El cáncer de piel es uno de los tipos más comunes de cáncer, y un gran porcentaje de casos podrían haberse evitado si se hubiesen adoptado los cuidados necesarios. Lo que quizás no sepa tanto la gente es que una exposición al sol irresponsable es una de las principales causas del envejecimiento prematuro de la piel.

El sol emite radiación ultravioleta (UV). Los rayos más comunes que nos llegan a través de nuestro ozono son los rayos UVA y UVB. Los rayos UVB son los que causan quemaduras solares, mientras que los rayos uva, que durante mucho tiempo se pensaba que eran inocuos, penetran más profundamente en nuestra piel y dañan las células en la capa basal de la piel.

Los rayos UVA son los responsables del bronceado de nuestra piel, pero deberíamos saber que el tono bronceado es una reacción de nuestra piel a la lesión de nuestro ADN. Estas lesiones son las causantes de la reducción de la producción de colágeno y por lo tanto las responsables de la aparición de arrugas.

Protección solar

Existe una creencia equivocada muy común que sostiene que los rayos UV verían en intensidad a lo largo del día y del año. No obstante, sí que es cierto que los rayos UVB son más intensos entre las 10:00 de la mañana y las 16:00 de la tarde, especialmente en los meses de verano, sin embargo, los rayos UVA son relativamente estables durante cualquier período de tiempo.

Por lo tanto, es importante proteger tu piel contra el daño solar durante todo el año, y el método más simple, es usar protección solar.

Es aconsejable utilizar una crema de amplio espectro que bloquee tanto los rayos UVA como los UVB con un factor de protección solar (SPF) de grado 15 como mínimo. El factor de protección, básicamente, significa que nuestra piel estaría protegida en una relación establecida por el grado. No obstante, si prevemos que nos vamos a exponer un excepcional y prolongado tiempo al sol, deberemos aumentar el grado de protección solar.

Gafas de sol

Puede que no te preocupen las arrugas que se forman en tu rostro cuando sonríes, pero seguro que no quieres mostrar arrugas en tu mirada. Las arrugas se forman habitualmente en las zonas en las regularmente se repiten las expresiones faciales como por ejemplo cuando levantamos las cejas, fruncimos el ceño y sonreímos. Por esta razón, forzar la vista regularmente puede provocar la formación de arrugas en el contorno de nuestros ojos.

Las gafas de sol te protegen de los rayos Ultravioletas sin necesidad y te permiten mantener la vista sin necesidad de forzarla. Una función muy importante que cumplen las gafas de sol, es también, la protección de la estructura interna de nuestros ojos como puede ser la prevención de enfermedades tipo cataratas.

Sueño reparador

Todos sabemos que mantener un sueño saludable es muy importante para la salud en general. Si queremos tener un estilo de vida saludable necesitamos obligatoriamente disfrutar de un mínimo de horas de sueño al día. Es el momento del día en el que nuestro cuerpo aprovecha para descansar, reparar y recuperar. Si hemos estado expuestos durante mucho tiempo a un déficit de sueño, conseguiremos mejorar notablemente la salud de nuestra piel si adoptamos un sueño más prolongado y regular de, al menos, 7-8 horas.

¿Cómo ayuda el sueño a mi piel?

dormir bien para cuidar tu piel

En lo que se refiere a las arrugas, el sueño es la fase en la que la piel produce más cantidad de colágeno con el objetivo de suministrar la firmeza y flexibilidad que necesita.

Disfrutar de un sueño reparador aumenta el flujo sanguíneo de la piel y por lo tanto aceleramos la actividad celular mejorando la salud de la dermis.

No fumes

fumar aumenta las arrugasTodos sabemos que fumar es muy malo para nuestra. Es la principal causa muerte prevenibles en todo el mundo, y puede conducir a enfermedades cardiovasculares, derrames cerebrales y cáncer de pulmón.

La nicotina también retrasa la cicatrización de las heridas y contrae los vasos sanguíneos. Por lo tanto, no debería sorprenderte que el tabaquismo también es una causa del envejecimiento prematuro. Los efectos de fumar se advierten a los pocos años, y cuanto más tiempo y más a menudo se fuma, más rápido nuestra piel envejecerá.

Así daña tu piel el tabaco:

  • Constricción de los vasos sanguíneos, reducción del oxígeno y los nutrientes que nutren tu piel, lo que significa que los procesos celulares son menos eficientes.

  • Más de 4000 productos químicos están presentes en el humo del tabaco, que perjudican la producción del colágeno y la elastina, imprescindibles para la firmeza y flexibilidad de nuestra.

  • La exposición repetida al calor de los cigarrillos puede secar y dañar las células de la piel, aumentando su vulnerabilidad a las arrugas.

La mejor manera de prevenir las arrugas provocadas por el tabaco, se limita a no fumar básicamente. Si dejas de fumar, tu circulación sanguínea mejorará ostensiblemente entre la segunda y doceava semana.

Dicen, que las personas que dejan de fumar antes de los 30 años agregan un promedio de 10 años a su vida. Si eres fumador de toda la vida, no te desanimes, nunca es tarde para dejarlo y siempre obtendrás beneficios que mejorarán tu calidad de vida.

Elimina las impurezas, limpia, tonifica e hidrata tu piel

hidrata tu piel para evitar arrugas

Seguramente ya estás familiarizada con el mantra “limpiar, tonificar e hidratar” de tus días de adolescencia cuando tuviste que combatir el acné y los poros negros.

Pero es necesario implementar estos conceptos en nuestra rutina si queremos disfrutar de una piel saludable que ofrezca una eficiente resiliencia a las impurezas y a la edad.

Es probable que pienses que los productos que utilizabas en tu adolescencia son diferentes a los productos que tienes que utilizar ahora para combatir y eliminar las arrugas, porque tu piel ha ido cambiando con el paso de los años.

Sin embargo, te voy a decir que no hay una gran diferencia entre los productos que utilizabas cuando eras joven y los productos que utilizas ahora que eres un poco más mayor.

Existe una similitud entre ambos productos y es que, en la actualidad, debes elegir productos que equilibren los niveles de aceite naturales de tu piel, no que los eliminen.

Los productos para tratar el acné que se enfocan exclusivamente en eliminar toda nuestra grasa facial pueden generar una descompensación que estimula la producción de grasa por parte de nuestro organismo y, por ende, promueven la aparición de más puntos negros y acné.

De la misma manera los productos que no equilibran correctamente los niveles de aceite pueden causar una sequedad excesiva que provocará que nuestra piel sea más vulnerable a manchas y arrugas

Si nos acostumbramos a utilizar productos que ofrezcan un correcto equilibrio de las grasas de nuestra piel, con el paso de los años conseguiremos establecer una rutina saludable en el mantenimiento de la calidad de nuestra dermis, reduciendo la acumulación de impurezas y nutriendo las células para que puedan funcionar de forma eficiente.

Limpieza

Elige un limpiador facial sin jabón. Los ingredientes como el carbón, el alcohol, los aceites minerales y los sulfatos son agresivos para tu piel y pueden secarla en exceso. Para ciertos tratamientos pueden ofrecer buenos resultados a corto plazo, pero a largo pueden afectar a la resistencia de nuestra piel haciéndola más vulnerable a las arrugas.

Tónico

Un buen tónico ayuda a reducir los puntos negros y los poros, además son muy eficaces a la hora de equilibrar los niveles de grasa facial, después de una limpieza profunda, y mejoran la capacidad de nuestra piel para conservar la humedad.

Cuando utilicemos tónicos debemos asegurarnos de que no sean muy agresivos y comprometan la hidratación de nuestra piel. Por esta razón debemos comprobar que su composición sea rica en antioxidantes, vitaminas y ofrezcan un alto poder humectante.

Hidratante

También es importante integrar dentro de nuestra rutina una crema hidratante que también ofrezca protección solar. Muchas cremas hidratantes vienen con un SPF (factor de protección) de 15 o, incluso, 30.

Las cremas hidratantes no solo nos aportarán protección, sino que también suministrará algunas de las características de las cremas antiedad en la prevención de las arrugas.

Utilizando las cremas hidratantes, desde una temprana edad, conseguiremos aumentar la resistencia y la firmeza de la piel y, por lo tanto, nos ayudará a luchar contra la formación de arrugas.

  • Piel de adolescentes: cremas con vitamina E. La vitamina E es un fuerte antioxidante que actúa como anti-inflamatorio promoviendo capacidad regenerativa de la piel. La vitamina E ayuda a reducir los daños, que la piel sufre en la exposición al sol, y la aparición de cicatrices mejorando la producción de colágeno por parte de nuestro organismo.

  • Piel para adultos jóvenes: cuando empieces a advertir las primeras marcas de arrugas en tu rostro y decidas comprar una crema para tratarlas, opte en primer lugar por cremas no comedogénicas, de base natural y cremas procolágeno que facilitan la producción natural del colágeno de tu piel. Estas cremas, a menudo, tienen ingredientes marinos como algas.

  • Piel edad madura: cuando necesites una mayor intensidad en la restauración de la piel saludable considera la posibilidad de comprar cremas de retinoide. Son unas cremas elaboradas con productos químicos asociados a la vitamina A que mejora eficazmente la fabricación de colágeno.

Mascarillas faciales

El uso de mascarillas faciales no es un elemento que debamos utilizar diariamente, pero es una opción que deberíamos incluir dentro de la rutina semanal en el cuidado de nuestra piel. Las mascarillas faciales aportan humedad, vitaminas y antioxidantes a nuestra piel.

Aunque tenemos la posibilidad de comprar mascarillas faciales en cualquier tienda de cosmética, existe la posibilidad de elaborárnoslas nosotras mismas en casa. Podemos elegir entre ingredientes como arcillas o algas para equilibrar los niveles de aceite de nuestra piel y obtener un importante aporte de nutrientes.

También podemos utilizar productos como el aceite de coco o los pepinos que son excelentes para la hidratación o, por otro lado, ingredientes como el Aloe Vera y el aguacate que son una grandísima fuente de vitaminas y propiedades regenerativas.

Si estás interesada en cosméticos relacionados con los tratamientos antiedad, visita nuestra revisión donde analizamos todos los productos relacionados con el tratamiento antiedad:

Dieta saludable

mejora la salud de tu piel con la dieta

La manera más fácil de mejorar nuestro estilo de vida saludable es siguiendo una dieta saludable. Debemos intentar que nuestra dieta sea siempre rica en proteínas, frutas, hortalizas y grasas saludables.

El Zinc, las vitaminas, los antioxidantes y los ácidos grasos son los ingredientes más importantes de la dieta para mantener la piel tersa, sana y firme. Aquí te voy a mostrar algunas ideas para mantener una dieta saludable para nuestra piel:

ZincVitaminasAntioxidantesÁcidos grasos
Garbanzos frutos cítricosBrócoliAlmendras
AjoColes de Bruselascol rizadaaceite de oliva
OstrasFresasBayas de Gojihuevos
Carne de vacaPimientosArándanosPescado omega-3
CorderoTomatesChocolate NegroNueces
EspinacasMariscoArándanosLeche enriquecida
Semillas de calabazaHígadoAlcachofaGranos enteros (salvado)

Mantenerse continuamente hidratada

Beber mucha agua es una de las partes más importantes de nuestra vida cotidiana. Ayuda al correcto funcionamiento de todos los órganos de nuestro cuerpo.

Si conseguimos mantenernos correctamente hidratadas facilitaremos de forma integral los procesos celulares de nuestro organismo consiguiendo un rendimiento óptimo a nivel de células y tejidos. Si la actividad celular funciona correctamente conseguiremos que muchas de sus funciones como pueden ser la producción de colágeno y elastina se mantengan en unos niveles adecuados potenciando su resiliencia a sufrir lesiones e infecciones.

También aconsejamos controlar el consumo de alcohol. Como bien sabemos todos, el alcohol se metaboliza en nuestro organismo generando una importante deshidratación que si no la controlamos acabará afectando a la salud de nuestra dermis.

Reducir el estrés

Como comentamos anteriormente el estrés puede agravar la formación de arrugas. Cundo estamos ansiosos y estresados, nuestro organismo libera cortisol, también conocido como la hormona del estrés.

El cortisol puede ocasionar muchos y diversos problemas en nuestro organismo, como puede ser trastorno del sueño y digestión, dolores de cabeza, enfermedades cardíacas y aumento de peso. En lo que se refiere a la piel el cortisol actúa como antiinflamatorio que, a su vez, deriva en una interrupción de la producción del colágeno facilitando la formación de estrías y arrugas.

Altos niveles de cortisol provocan el aumento de las grasas producidas por la piel, circunstancia que agrava el acné y la formación de puntos negros.

Haz ejercicio y reduce el estrés

Una manera fantástica de aliviar el estrés es hacer ejercicio con regularidad. Con la ayuda del ejercicio conseguirás que tu corazón bombee más activamente, liberas endorfinas que te harán sentir mucho mejor y te ayudará a establecer unas condiciones favorables para disfrutar de un sueño reparador.

Todos estos factores combinados mejoran la reducción del estrés, y en un corto período de tiempo, lo comprobarás visualmente en tu piel. El ejercicio también mejora tu circulación, es decir, los tejidos reciben el aporte de nutrientes que necesita y, por lo tanto, son capaces de llevar a cabo los procesos celulares más eficientemente.

Conclusión

Como usted puede ver, hay una gran cantidad de maneras que usted puede promover la piel sana y por lo tanto evitar que las arrugas aparezcan. No importa la edad que tengas, la adopción de un estilo de vida saludable puede hacer maravillas para su salud en general y su apariencia, por lo que nunca es demasiado temprano o demasiado tarde para empezar a cuidar de su piel. Nuestro mensaje clave para llevar a casa es elegir hábitos saludables y nutrir su piel con productos suaves que promueven un tono de piel saludable y equilibrado.

Como puedes ver a muchas y diferentes formas de abordar la salud de nuestra piel para evitar la formación de arrugas. No es importante la edad que tengas, lo importante es que seas consciente de que debes adoptar un estilo de vida saludable y recurrir a cosméticos como las cremas antiarrugas, si quieres disfrutar de una salud que te haga sentir mejor que nunca.