¿Cómo mantener el alisado de pelo por la noche?

mantener el pelo liso por la nocheAlisarte el pelo puede llevarte entre 10 y 45 minutos, depende mucho de lo rizado, largo y grueso que se sea tu cabello, aunque hay mujeres que necesitan dos horas para conseguir alisar su pelo.

Hoy no vamos a discutir del tiempo que inviertes en el alisado, hoy vamos a hablar de cómo mantener nuestro alisado durante la noche, qué podemos hacer para rentabilizar el máximo tiempo posible los minutos y horas que hemos invertido en alisar nuestro pelo.

Invierte en un protector térmico y en un serum para el pelo

protector termico de pelo

Normalmente un serum para alisar el pelo también ofrece la función de protector térmico. No obstante, algunos productos solo se enfocan en prolongar el efecto alisado durante el mayor tiempo posible, obviando la protección del cabello, por lo que sería aconsejable utilizar los dos productos por separado. Nosotros recomendamos utilizar el serum justo después de cada alisado para evitar que nuestro pelo sufra daños.

Los protectores térmicos, frecuentemente, vienen en forma de spray en base de siliconas. Se rocía sobre nuestro pelo y forma una barrera protectora en cada una de las mechas de nuestro cabello. Con el protector conseguimos neutralizar la humedad y nutrimos el pelo con las vitaminas y ácidos grasos que necesita para tener un aspecto saludable. El protector térmico para pelo funciona, tanto con el pelo mojado como seco, pero es mejor utilizarlo en seco si vamos a alisarlo. Nuestra recomendación es utilizar el protector siempre antes de secarlo o alisarlo.

La mayoría de los serums para alisar el pelo están diseñados para ser usados antes del alisado. Pero también puede utilizarse a posteriori y mejorar la conservación del alisado durante más tiempo consiguiendo maximizar sus efectos.

Úsalo antes de irte a la cama

serum para el peloLa utilización del serum no es contraproducente para la salud de nuestro cabello, por lo que es ideal utilizarlo siempre que nos vayamos a la cama después del alisado y protegerlo del calor y la humedad mientras dormimos.

Alternativamente, podemos complementar el cuidado de nuestro pelo con un acondicionador para protegerlo del encrespamiento.

Clips para el pelo antes de ir a dormir

Con la utilización de clips conseguimos limitar la capacidad de sufrir enredos. Ponerlos es realmente fácil y excepto en casos de pelo muy grueso o rizado es una labor que podemos hacer en un par de minutos. Nuestro consejo es que separes el cabello en diferentes secciones, péinalas y fíjalas con un clip. Construye capas sobre capas y asegúralas con los clips.

Si no tenemos clips, podemos utilizar un método alternativo que consiste en separar nuestro pelo en 3 o 4 secciones y hacer unas pequeñas coletas utilizando una goma de pelo elástica en la base, justo en la zona de la raíz del pelo.

Luego utiliza otra goma 2 y tres centímetros más abajo y otra goma más 3 o 4 centímetros por debajo de la última goma. Con esto conseguimos fijar el pelo de una forma muy similar a lo que ofrecen los clips de pelo y nos aseguramos evitar levantarnos a la mañana siguiente con enredos que han echado a perder el trabajo invertido en el alisado del pelo.

Protege tu pelo cuando utilices secador y planchas de pelo

protege el pelo del calor

Calentar el pelo directamente y sobrepasarnos con el uso del secador puede significar que nuestro pelo se dañe y por tanto podemos experimentar la aparición de las dichosas puntas abiertas y pequeños rizos.

Utiliza siempre un spray protector térmico de cabello siempre que vayas a utilizar el secador o vayas a alisártelo con plancha de pelo. Gracias al protector conseguiremos que el cabello nunca se seque en exceso neutralizando las puntas abiertas y cualquier daño en nuestras mechas. Cuando prevenimos los daños que nuestras mechas pueden sufrir por el exceso de calor reducimos el riesgo de sufrir sequedad en el pelo y conseguimos mantener un pelo lacio y suave.

Elige una plancha de pelo de cerámica o de turmalina. Nosotros aconsejamos una plancha con placas de cerámica, ya que suministran una distribución de calor uniforme y se deslizan sin trabas. Esto reduce los enganches y las puntas abiertas que pueden contribuir a la aparición de ondulaciones.

Usa los ajustes de temperatura: con los secadores y planchas de pelo lo ideal es siempre empezar por temperaturas bajas. Las temperaturas altas son para cabellos gruesos que toleran y necesitan mayores temperaturas. Por esta razón es mejor siempre utilizar una intensidad baja.

El ajuste de aire frío en los secadores ayuda a cerrar las cutículas, por este motivo es ideal utilizarlo si queremos mantener nuestro peinado durante más tiempo. Para alisar consulta esta guía de temperatura:

  • Para el pelo fino o dañado, elige 148 °

  • Para el pelo normal elige entre 148 ° y 193 °

  • Para el pelo grueso y rizado, elige 176 ° y 204 °

Evita la humedad

evita la humedad del peloLa humedad, es conocida por causar cabello encrespado, incluso en personas que no lo tienen normalmente. Para mantener el cabello recién alisado, evita el calor y la humedad a toda costa. Cuando llueve es imprescindible utilizar un paraguas para proteger nuestro pelo de la humedad y mantenerlo fresco.

En las noches de verano sería ideal mantener nuestro dormitorio fresco con un ventilador o, mejor aún, con aire acondicionado. De esta forma conseguiremos reducir al mínimo la respuesta de nuestro cuerpo a sudar y contribuiremos eficazmente a mantener nuestro pelo lejos de la humedad.

Consejo adicional

Cuando estamos en climas muy calientes y húmedos es aconsejable utilizar sprays anti-frizz o anti encrespamientos. Este spray puedes utilizarlo siempre que quieras y, sobretodo, después de cada alisado.

Elige tus sábanas de forma inteligente

Para ser más preciso, lo que debes elegir correctamente son las fundas de tus almohadas. Las fundas de almohada del algodón pueden actuar como velcro con tus filamentos de tu pelo.

Las fibras de la almohada atrapan tu pelo, en los pequeños movimientos que hacemos durante la noche, causando pequeños estiramientos que se traducen en enredos y en el encrespamiento del cabello, echando a perder ese maravilloso peinado alisado que habíamos conseguido antes de acostarnos.

Lo aconsejable es utilizar fibras como la seda o satén, para reducir la fricción entre la almohada y el cabello, y conseguir prolongar los efectos del alisado.

Dormir con un pañuelo de seda en la cabeza

Este es un consejo muy parecido al de utilizar una funda de almohada de seda. Además de darle un toque muy chic a tu pijama, reducimos en gran medida la fricción de nuestro pelo con la almohada, y por lo tanto prevenimos a nuestro cabello de sufrir encrespamientos y ondulaciones.

Combina los métodos

Puedes alternar entre los dos métodos que hemos comentado para intentar mantener el alisado del pelo el máximo tiempo posible, y después de experimentar con ambos métodos quédate con el que mejor te funcione y con el que más cómoda te sientas.

Si prefieres el método de envolverte un pañuelo de seda en la cabeza, fija primero tu pelo con clips y envuelve tu cabeza con el pañuelo posteriormente. Si te gusta la seda, cuando llueva puedes utilizar, complementariamente, gorros especiales para el pelo con forro de seda que también te ayudaran eficazmente en la fricción del cabello con la tela.

También es una buena idea, utilizar más de una envoltura con el pañuelo haciéndote dos colas. Para este método hazte dos colas por separado, con el primer pañuelo envuelve una de las coletas que te has hecho.

Después de fijarlas con clips o gomas para el pelo extiende el pañuelo en forma de envoltorio por toda la coleta, intenta no apretar demasiado el pañuelo. Cuando hayas concluido con la primera coleta, haz lo mismo con la otra.

Últimos consejos sobre cómo evitar que el pelo se vuelva a rizar

Aunque en un primer momento puede considerarse que son unos tips poco trascendentales, a veces, los pequeños detalles son los determinantes para conseguir nuestros objetivos.

  • Elige una plancha de pelo de buena calidad. La mayoría de los alisadores de pelo que actualmente se comercializan tienen una tecnología que permite nutrir el cabello de forma eficiente y consiguen mantener el peinado de forma duradera.

  • Mantén el cabello completamente seco antes de alisar el pelo. Alisar el cabello mojado o húmedo dañará el pelo y lo pondrá en unas condiciones menos saludables para posteriores alisados.

  • No abuses de los alisados. Es cierto que a veces puede resultar tentador hacernos un alisado cada día, sobretodo, cuando le hemos cogido práctica y nos vemos geniales y nos vemos geniales con el pelo totalmente liso. Para mantener el pelo en un tono saludable, es necesario darle unos días de descanso para darle un respiro y poder recuperarse adecuadamente.

  • Intenta resistir los gestos instintivos de peinarnos con la mano. Cuando nos pasamos la mano por el cabello reducimos la efectividad del spray fijador y facilitamos la aparición de ondas en el pelo.

  • Utiliza un champú poco graso para maximizar el tiempo entre lavados. Con el champú conseguiremos absorber la grasa del cabello y ganaremos volumen de nuestro pelo alisado.

  • Evita lo más que puedas el agua. En las duchas utiliza siempre un gorro y cuando haya lluvia utiliza siempre paraguas.

Conclusión

Estos son nuestros consejos para intentar mantener nuestro alisado de pelo durante la noche. Si eres una amante del pelo liso y tienen métodos que no hemos comentado y te funcionan de maravilla, no dudes en hacernos llegar tus consejos. Si estás interesada en comprar alguna plancha de pelo, echa un ojo a nuestra revisión sobre las mejores planchas de pelo.